CSI VAUSTE

La venta de Vauste (antigua Tenneco) a otru fondu utre: la verdá ye la verdá por enforma que rebuznen los empresarios y los sindicalistes del réxime.

Nestos díes en que se fai oficial que’l fondu utre Quantum Capital Partners viende Vauste a otru fondu utre saudín, ye bonu echar la vista tras y recordar la campaña de criminalización contra los compañeros de la CSI en dicha empresa y bien especialmente contra Ignacio Fuster, secretariu xeneral de la Corriente, al que la xusticia ta dando la razón en toles sos demandes contra les sanciones, suspensiones d’empléu y sueldu y querelles criminales con años de pidimientu de cárcel que la dirección de Vauste utilizó para, en devanéu, intentar amedrana-y y fae-y callar cuando denunciaba les intenciones de Quantum de dar en la vienta de la fábrica ensin cumplir nengunu de los compromisos d’inversión roblaos nel momentu de la compra.

Anguaño, gracies a una puerca maniobra de los cómplices sindicales del fondu utre Quantum, la CSI nun pudo participar nes últimes elecciones sindicales, cumpliéndose asina l’oxetivu prioritariu d’estos murnios personaxes que se cansaron de repitir una y otra vez que la Corriente mentía cuando denunciaba que Quantum nun diba cumplir los sos compromisos y que taba buscando un comprador para desfacer de la fábrica.

¿Van Salir agora los representantes de CCOO, UXT y USU de Vauste a reconocer que quien mentíen yeren ellos y la dirección de la fábrica y non la CSI?

¿Van Pidir perdón pola so participación na campaña d’acoso y valtamientu contra la CSI y contra el compañeru Nachu?

Y, yá para nota,

¿Va Dimitir dalgunu d’estos personaxes una vegada constatada la evidencia de les falsedaes qu’utilizaron contra quien dicíen la verdá y defendíen el futuru de la fábrica?

Evidentemente, son entrugues retóriques que se respuenden por sí soles.

Nin van reconocer les sos mentires, nin van pidir perdón pola so complicidá activa na persecución a la CSI nin van dimitir.

Pero tampoco van consiguir el so propósitu de callar a la CSI, dende’l comité o dende fora d’él, na cai y na pelea.

Cola verdá, el compromisu y la solidaridá como ferramientes fundamentales.

A siguir na pelea.

¡Que viva la llucha de la clase obrera!