COMUNICADO DE LAS SECCIONES SINDICALES DE CSI EN TRANSPORTE POR CARRETERA

La Corriente Sindical d’Izquierda y las secciones sindicales de ALSA, EBROBUS, TUA, EMUTSA y DOMETAL, que pertenecen al convenio del transporte por carretera del Principado de Asturias, queremos expresar mediante el presente comunicado nuestra total oposición a la manera de proceder para la firma de un convenio colectivo de nuestro sector, totalmente oscurantista y sectario:

En días precedentes, las federaciones de CCOO y UGT, han confirmado la realización de una asamblea de trabajadores afectados por la próxima firma del convenio colectivo asturiano de nuestro sector, si bien se suponen dichas asambleas para aprobar dicho convenio por los trabajadores afectados, no podemos expresar de otra manera, nuestra perplejidad, a que esas supuestas asambleas, son única y exclusivamente para afiliados de CCOO y UGT, dejando, por tanto, excluidos de la aprobación de dicho convenio a todos aquellos trabajadores y trabajadoras que no pertenecen a dichos “sindicatos”, una maniobra del todo irregular y que podría transgredir el artículo 4 del Estatuto de los Trabajadores.

Una vez más, estos “sindicatos” pretenden firmar un convenio sin comunicar nada de lo “negociado” e incluido en el mismo, a los y las trabajadoras del sector que no están afiliados a ellos.

Queremos recordar que en este sector además de los sindicatos del régimen, formamos parte otros sindicatos de la representación legal de los trabajadores, y, por parte de la Corriente Sindical d’Izquierda, tenemos en el comité de ALSA a 4 miembros del Comité de Empresa y 2 Delegados, en EBROBUS a los tres Delegados de Personal, en TUA a un Miembro del Comité de Empresa, en EMUTSA 2 Delegados de Personal y en DOMETAL 2 miembros del Comité de Empresa, con los afiliados en cada empresa que ello conlleva, además de varias secciones sindicales en empresas del sector.

Esta es una maniobra para firmar un convenio totalmente irregular, dejándonos fuera de dicha votación, y dejando fuera a afiliados de nuestro y otros sindicatos, así como los no afiliados a ninguno.

Solicitamos que en caso de no tener nada que ocultar, se haga una asamblea abierta a todas y todos los trabajadores del sector, algo que se debería dar por supuesto, y que no debería ser necesario pedir.