CSI ARCELORMITTAL

Hay un sentimiento por los talleres de las plantas asturianas, de hastío con la convocatoria de huelga de los próximos días 23 y 27 de Abril. El sentir de las y los compañeros es de desánimo absoluto ante la imposibilidad de poder decidir… de ser partícipes en la toma de decisiones. ¿Tanto miedo hay a enfrentarse a una Asamblea General que unificara criterios y planificase las acciones a realizar? Parece ser que sí.

Los errores de una mayoría no nos tienen que equivocar de enemigo, que es la dirección de la empresa, una dirección que, en su vorágine de acumular más y más beneficios, va a recortar sin piedad salarios, plantillas y derechos de las y los trabajadores. 

Desde la Corriente, no siendo partidarias y partidarios de esta forma de actuar, sin Asambleas Generales y con un calendario marcado por una mayoría sindical, creemos que la respuesta de la plantilla debe de ser masiva. No podemos ni debemos dejar que una “mayoría” aproveche una desmovilización para firmar cualquier cosa a cualquier precio. 

El martes 23 y sábado 27 nos vemos en las porterías. Solo el grupo protege.