CSI EMA

Aunque hay quien lo olvida, existen dos propuestas de modificación de Convenio colectivo:

la PROPUESTA DE LA DIRECCIÓN. Siempre la misma. Esta semana añade los derechos sobre violencia de género y permisos por maternidad que ya se recogen en el Estatuto de los Trabajadores. El colmo de la tomadura de pelo.
la PROPUESTA DEL COMITÉ de empresa (que, recordemos, asumieron como suya TODOS LOS SINDICATOS, por unanimidad, en una reunión de Comité).

Las últimas semanas han venido marcadas por los siguientes hechos, que la prensa (siempre del lado de los fuertes) ha intentado pasar por alto:

Primero: un Consejo de Administración donde el nuevo consejero de XSP destapaba el intento de traspaso de CASI TODOS los poderes del Consejo a la figura personal de nuestro Director-Gerente. Uno de los apartados que el Gerente quería asumir es el poder de “DESIGNAR A TODO EL PERSONAL, estableciendo DERECHOS, OBLIGACIONES, ORDENACIÓN DE TRABAJOS y PROCEDIMIENTO DISCIPLINARIO”. En una palabra: regulando unilateralmente todo lo que debe ser consensuado en Convenio.

Segundo: un Pleno con un acalorado enfrentamiento entre el concejal de XSP y la Presidenta Ana Braña, donde ella dejaba bien claro lo que opina de las condiciones laborales de la EMA, faltando a la verdad en varias ocasiones y achacando la culpa de todo a los sindicatos que no nos sometemos. Os recomendamos el vídeo.

Tercero: una reunión de Comité de empresa en la que CSI y USIPA registramos una petición. La de llevar nuestra propuesta de Convenio (esa que el Comité, por unanimidad, hizo suya también) al Consejo de Administración para que obligue al Gerente a firmarla. Recordemos que bastan cinco votos de los consejeros para obligarlo a firmar el Convenio o para destituirlo de su cargo, por ejemplo.

Cuarto: la callada por respuesta del resto de los sindicatos a esta idea.

Quinto: una reunión del Presidente y la Secretaria del Comité de empresa, con Ana Braña y Vidal Gago. No se nos informó oficialmente lo que se había hablado en ella. Tuvimos que preguntar expresamente para que nos contestasen que el Gerente sigue en sus trece y la Presidenta lo respalda. Sin más.

Sexta: se están intentando convocar, a marchas forzadas, dos puestos clave para la empresa: la jefatura de la oficina técnica y la jefatura de compras (esta última están obligados a cubrirla por promoción interna, pero esa nunca fue su verdadera intención).

Sexto: ni las sanciones, ni las amenazas, ni los intentos de silenciarnos, ni mucho menos cualquier montaje acusatorio o falsedad testimonial, van a hacer que nos callemos. Ni siquiera el llamado CANAL ÉTICO que el Gerente aprobó en Consejo (sin tener en cuenta para nada al Comité de Empresa) y mediante el que se puede denunciar de forma anónima a los compañeros, al más puro estilo franquista, para poner en conocimiento de la Dirección hechos “que pueden ser sancionados con el despido”. ¡Qué obsesión tiene este hombre con el despido!.

Séptimo: tenemos muy claro que, A 50 DÍAS DE LAS ELECCIONES MUNICIPALES, NO VAMOS A APOYAR ninguna propuesta de Convenio en la que se suprime el catálogo de puestos de trabajo, se elimina la obligación de sacar a promoción interna las vacantes de los prejubilados, se facilita el ascenso a merced de los gustos de la Gerencia y se establece la opción de recurrir al paro, como proceso de entrada a trabajar en la EMA, entre otras cosas.

Octavo: vamos a seguir luchando por nuestro derecho a ser READMITIDOS en caso de despido disciplinario improcedente, igual que lo tienen los laborales del Ayuntamiento. Sólo así podremos seguir luchando por todo lo que creemos y podremos tener vuestro apoyo sin la amenaza constante y cierta del DESPIDO.

Noveno: estamos reuniendo apoyos de asociaciones ciudadanas y partidos políticos, preocupados por la deriva de esta empresa, precipitada en estas semanas previas a las elecciones.

Perdón por extendernos tanto. Os invitamos a que propongáis pasos a seguir a partir de ahora.

LA LUCHA SIGUE
EL AGUA NO SE VENDE, SE DEFIENDE.