MATADERO CENTRAL

ANTE LAS RECIENTES DECLARACIONES DEL PROPIETARIO DEL MATADERO CENTRAL DE ASTURIES, LA CORRIENTE SINDICAL D’IZQUIERDA (CSI), MANIFIESTA LO SIGUIENTE:

Los antiguos trabajadores del Matadero de Noreña estuvieron encerrados más de dos años en las instalaciones de la empresa, reivindicando su continuidad dada la importancia para Noreña, los municipios cercanos y Asturies en general e impidiendo con su presencia el desmantelamiento y el saqueo de dichas instalaciones.
Gracias a estos trabajadores, a los que se recurrió en numerosas ocasiones para facilitar la nueva apertura, y a su encierro, el nuevo propietario se hizo cargo de unas instalaciones en perfecto estado, circunstancias que fueron reconocidas públicamente en la prensa por dicho propietario que manifestó en reiteradas ocasiones tanto en los medios de comunicación como ante las administraciones públicas su compromiso de recolocar a los trabajadores del antiguo Matadero que, además de haber conseguido la conservación de las instalaciones, contaban con una amplia experiencia laboral en dichos trabajos.

Para llevar a cabo esa reincorporación, los trabajadores del antiguo Matadero presentaron la solicitud y el currículum que se les exigió por parte del nuevo propietario a finales de 2017, previamente a la reapertura, el cual les manifestó que en breve serían llamados a trabajar.

A pesar de eso, más de un año después de sus promesas de recolocación, el nuevo propietario del Matadero Central las ha incumplido, no ha contactado con la mayoría, y las sigue incumpliendo: de los antiguos trabajadores, a fecha de hoy, sólo ha recolocado a 10, de los 30 con los que cuenta.

Además de incumplir sus compromisos y mentir públicamente acerca del número de extrabajadores recolocados, que cifraba en un 90% de la plantilla actual, y pendientes de recolocar, el actual propietario del Matadero Central está llevando a cabo una intolerable campaña pública de difamación y descalificaciones contra algunos de estos trabajadores que con su encierro de más de dos años consiguieron evitar el desmantelamiento y el saqueo de las instalaciones de la empresa, y contra quienes apoyamos estas reivindicaciones.

Desde la CSI denunciamos esta situación de injusticia y esta campaña de difamación y seguimos exigiendo el cumplimento del compromiso de recolocación de los antiguos trabajadores del Matadero.

¡Recolocación de los antiguos trabajadores del Matadero Central!
¡Que se cumpla lo prometido!