El Juzgado de lo Social de Xixón falla encontra del Corte Inglés

La trabajadora gana su derecho a la jornada reducida

La sentencia, emitida a finales de octubre y hecha pública hace escasas fechas, declara el derecho de la trabajadora, defendida por la letrada Marta María Rodil, al cambio de turno ordinario en el siguiente supuesto:

La trabajadora, contratada en la empresa en turnos consecutivos de mañana y de tarde, acababa de finalizar un período de más de diez años de duración, de reducción de jornada por cuidado de menor tras el nacimiento de su primera hija, donde se le había asignado el turno exclusivo de mañanas. En 2009 solicita nuevo periodo por segunda hija en idénticas condiciones. La respuesta de la empresa consistió en la denegación con una única causa, cambio legislativo por el que no tiene obligación de mantener el cambio de turno exclusivamente al de mañana, que pretendía la trabajadora.

Razona la sentencia que, si bien es cierto que la legislación vigente en materia de conciliación de vida familiar señala, con carácter general, que la reducción se ha de concretar en horario habitual, en este caso, el convenio colectivo vigente, abre la posibilidad de modificar el sistema de turnos asignado a la trabajadora al inicio de su relación laboral si la empresa no justifica convenientemente las causas organizativas o productivas que así se lo impiden.

Asimismo, continúa la sentencia, argumentando como significativo, el hecho de que las características del puesto de trabajo que venía ocupando la trabajadora en su anterior situación de reducción de jornada por hijo menor, donde se le había asignado exclusivamente el turno de mañana, hubiese estado ocupando de manera continuada puestos en diferentes secciones de la empresa, por lo que la califica de polivalente y por ello, justifica la posibilidad de prestar servicios exclusivamente en el turno elegido por la trabajadora.

Desde la CSI consideramos de suma importancia esta sentencia, ya que pone de manifiesto, una vez más, el lavado de imagen de empresas como El Corte Inglés que, pese a tener Planes de Igualdad, vulneran una y otra vez el derecho de las trabajadoras a la conciliación laboral y familiar.