Continúa la persecución a la CSI por parte de la Dirección de VAUSTE

Nueva sanción de 60 días de suspensión de empleo y sueldo a Nacho Fuster, trabajador de Vauste y secretario general de la CSI, por su labor sindical.

 

Una vez que el juzgado rechazó la denuncia penal que la dirección de Vauste (antigua Tenneco) había presentado contra Nacho y Zape, trabajadores de la fábrica y militantes de la CSI, esa dirección comunicó la apertura de un nuevo expediente disciplinario contra Nacho, en base a una serie de grabaciones efectuadas en distintas reuniones, convenientemente editadas y sacadas de contexto.

Dichas grabaciones habían sido aportadas en su momento como ampliación de la denuncia penal que fue sobreseída por el juzgado, sin conseguir la pretensión de que fueran consideradas delito.

A la dirección de Vauste le da igual.

Ahora, han sancionado a Nacho con dos meses de suspensión de empleo y sueldo, a cumplir desde el mes de marzo de 2019.

Esta nueva sanción se suma a la de treinta días de suspensión de empleo y sueldo impuesta a Nacho y Zape, pendiente de juicio, que los compañeros cumplieron acampados frente a la fábrica, demostrando que se equivocan quienes creen que la represión va a hacerles callar.

Lo que pretende la dirección de Vauste, siguiendo instrucciones del fondo buitre Quantum Capital Patners, es amedrentar a las y los trabajadores mediante la persecución al sindicalismo combativo.

Y para eso, cualquier cosa les vale.

Sea o no sea legal.

Sea o no sea inmoral.

O como es este caso, aunque sea ilegal e inmoral a la vez.

Estos empresaurios quieren volver, en pleno siglo XXI, a las relaciones laborales del XIX.

Con curiosas (o no tanto) complicidades, además.

La del resto del comité de empresa de Vauste, por ejemplo.

La CSI es el sindicato más votado en Vauste.

La CSI es el único sindicato que exige compromisos reales de futuro para la fábrica, con garantía para los puestos de trabajo de toda la actual plantilla.

Mientras tanto, CCOO, UGT y USO aplauden con las orejas los discursos grandilocuentes de la dirección sin ningún respaldo documental y, en el colmo de los colmos, se dedican a difamar a los compañeros de la CSI y a apoyar la estrategia represiva de la dirección de Vauste.

Ante este nueva sanción, tendrán algo que decir?

Algo en defensa de los compañeros perseguidos, claro.

O volveremos a ver la obscena e indisimulada alegría de estos supuestos sindicalistas ante el ataque de la dirección contra quienes pelean por los derechos de todas y todos?

No se cansan de traicionar una y otra vez?

No creen que ya está bien?

En todo caso, hagan lo que hagan, ni la dirección de Vauste ni sus cómplices sindicales van a conseguir sus propósitos.

No conseguirán callar a Nacho y a los compañeros de la CSI de Vauste.

No conseguirán derrotar al sindicalismo coherente y combativo.

La verdad prevalecerá frente a las mentiras, la represión y las campañas de difamación contra quienes luchan.

La solidaridad y el apoyo mutuo se impondrán al atropello y al abuso de poder.

Contra la represión y por los derechos de las y los trabajadores.

Que viva la lucha de la clase obrera!