Contra la persecución a la CSI en VAUSTE (Antigua Tenneco)

Desde que Vauste Spain adquirió la planta de Tenneco en Xixón, se han venido sucediendo una serie de situaciones que, por su continuidad, no pueden tratarse como hechos aislados, sino como parte de una estrategia definida y desarrollada por la dirección de la empresa contra la sección sindical de la Corriente.
Esta ofensiva patronal contra la CSI cuenta, sorprendentemente (o no tanto), con la complicidad activa de algunas y algunos sindicalistas que parecen olvidar que su misión es defender los derechos de las y los trabajadores y velar por el futuro de la planta y de los empleos de todos los compañeros y compañeras, sea cual sea su afiliación sindical.
Como sindicalistas de CCOO, UGT y/o USO resulta legítimo discrepar de la línea de actuación sindical de la CSI (el sindicato más votado en la empresa), pero lo que no resulta admisible es ser cómplices de la dirección en esta escalada represiva contra compañeras y compañeros de trabajo cuyo único delito es la exigencia de garantías reales de futuro para la planta de Vauste en Xixón.
Mucho menos tolerable aún es alentar, por activa o por pasiva, actuaciones empresariales que sólo buscan la demonización de quienes, desde la CSI, no se conforman con el discurso de la dirección y piden inversiones reales y planes de futuro avalados con hechos y no sólo con palabrería hueca.
Al margen de las interpretaciones interesadas, los hechos hablan por sí mismos:
Después de las denuncias de la CSI en Inspección de Trabajo contra diversas actuaciones de la empresa, en mayo de 2017 un alto directivo de Quantum Capital Iberia, propietaria de Vauste, califica de yihadistas a los miembros de la CSI y los compara con el terrorista suicida de Manchester.
El resto de los sindicatos que forman parte del comité de empresa, lejos de responder conjuntamente a esta insólita agresión, deciden boicotear la acción sindical de la CSI, pretendiendo impedirle el derecho a convocar movilizaciones por el futuro de la planta de Xixón.
A partir de esta situación y de la denuncia de CSI acerca de las graves acusaciones del ejecutivo de Quantum Capital Iberia, se están sucediendo actuaciones (unas públicas y otras amparadas en el anonimato, pero todas enfocadas contra los delegados y afiliados de CSI) que delatan una estrategia de crispación organizada que busca el enfrentamiento personal entre trabajadores para ocultar lo verdaderamente importante: la falta de un plan de futuro para Vauste en Xixón.
Estos son algunos de los hechos que forman parte de esa campaña:
Acusación pública de la mayoría del comité de empresa acusando falsamente al secretario de la CSI de una avería en la maquinaria.
Desperfectos por dos veces consecutivas en el coche del secretario de CSI (700 euros de coste de reparación)
Taquilla de otro militante de CSI reventada, con robo de las llaves que estaban dentro.
Tablón de la CSI pintado con spray negro.
Pinchazo de rueda del coche del secretario de CSI
Pegatinas de la CSI arrancadas
Comunicado de la CSI tirado en el suelo de la oficina del comité y con marcas de haber sido pisoteado
Taquilla del secretario de la CSI reventada, con robo de 50 euros y pegatinas del sindicato
Mensajes vejatorios contra el secretario de CSI en el tablón de la sección de tornos que se mantienen con la complicidad de los jefes.
Ante esta sucesión de hechos que evidencian la existencia de una estrategia dirigida por quienes quieren liquidar a la CSI en Vauste en Xixón, desde la Corriente manifestamos que ni las amenazas ni las cobardes agresiones anónimas van a conseguir que dejemos de cumplir con nuestra obligación de defender los derechos de las y los trabajadores y el futuro de nuestros empleos como hemos hecho en el pasado y como haremos siempre.
Desde la CSI hacemos un llamamiento a todas y todos los trabajadores a repudiar estos actos intolerables que hoy nos tiene a nosotras y nosotros como objetivo, pero que mañana pueden afectar a cualquier trabajador o trabajadora que por su actitud reivindicativa no sea del agrado de quienes pretenden amordazar a cualquier voz crítica.
Por eso, a pesar de todo, la CSI no se rinde.
Seguimos en la lucha, le pese a quien le pese.
Por el futuro de Vauste en Xixón
Contra la persecución a quienes luchan por los derechos de las y los trabajadores
Que viva la lucha de la clase Obrera!!