CSI EMA

Anque hai quien lo escaez, existen dos propuestes de modificación de Conveniu coleutivu:

La PROPUESTA DE LA DIREICIÓN. Siempre la mesma. Esta selmana amiesta los drechos sobre violencia de xéneru y permisos por maternidá que yá se recueyen nel Estatutu de los Trabayadores. El colmu de la tomaura pelu.
la PROPUESTA DEL COMITÉ d’empresa (que, recordemos, asumieron como de so TOLOS SINDICATOS, por unanimidá, nun aconceyamientu de Comité).

Les últimes selmanes vineron marcaes polos vinientes fechos, que la prensa (siempre del lláu de los fuertes) intentó pasar per alto:

Primero: un Conseyu d’Alministración onde’l nueu conseyeru de XSP destapaba l’intentu de trespasu de CASI TOLOS poderes del Conseyu a la figura personal del nuesu Director-Xerente. Ún de los separtaos que’l Xerente quería asumir ye’l poder de “DESIGNAR A TOU’L PERSONAL, afitando DRECHOS, OBLIGACIONES, ORDENACIÓN DE TRABAYOS y PROCEDIMIENTU DISCIPLINARIU”. Nuna pallabra: regulando unillateralmente tolo que tién que se consensuar en Conveniu.

Segundo: un Plenu con un acaloráu enfrentamientu ente’l conceyal de XSP y la Presidenta Ana Braña, onde ella dexaba bien claro lo que opina de les condiciones llaborales de la EMA, faltando a la verdá en delles ocasiones y chando la culpa de too a los sindicatos que nun mos sometemos. Recomendámosvos el vídeu.

Tercero: una aconceyamientu de Comité d’empresa nel que CSI y USIPA rexistramos una pidimientu. El de llevar la nuesa propuesta de Conveniu (esa que’l Comité, por unanimidá, fizo suya tamién) al Conseyu d’Alministración pa que obligue al Xerente a roblala. Recordemos que valen cinco votos de los conseyeros pa obligalu a roblar el Conveniu o pa destituyilu del so cargu, por exemplu.

Cuarto: la callada por rempuesta del restu los sindicatos a esta idea.

Quinto: un aconceyamientu del Presidente y la Secretaria del Comité d’empresa, con Ana Braña y Vidal Gago. Nun se mos informó oficialmente lo que se faló nelli. Tuvimos que entrugar espresamente pa que nos contestaren que’l Xerente sigue nos so trece y la Presidenta lu respalda. Ensin más.

Sexta: tán intentando convocase, a marches forzaes, dos puestos clave pa la empresa: la xefatura de la oficina técnica y la xefatura de compres (esta última tán obligaos a cubrila por promoción interna, pero esa nunca nun foi la so braera intención).

Sexto: nin les sanciones, ni les amenaces, nin los intentos de callanos, nin muncho menos cualesquier montaxe acusatoriu o falsedá testimonial, van facer que callemos. Nin siquier el nomáu CANAL ÉTICU que’l Xerente aprebó en Conseyu (ensin tener en cuenta pa nada al Comité d’Empresa) y mediante’l que puede denunciase de forma anónima a los compañeros, al más puru estilu franquista, pa poner en conocencia de la Direición fechos “que pueden ser sancionaos col despíu”. ¡Qué obsesión tién esti home col despíu!.

Séptimo: tenemos perclaro que, A 50 DÍES DE LES ELLEICIONES MUNICIPALES, NUN VAMOS SOFITAR denguna propuesta de Conveniu na que se suprime’l catálogu de puestos de trabayu, desaníciase la obligación de sacar a promoción interna les vacantes de los prexubilaos, se facilita l’ascensu al preste de la Xerencia y se afita la opción de recurrir al paru, como procesu d’entrada a trabayar na EMA, ente otres coses.

Octavo: vamos siguir lluchando pol nuesu drechu a ser REALMITÍOS en casu de despíu disciplinariu improcedente, lo mesmo que lu tienen los llaborales del Ayuntamientu. Namás asina podremos siguir lluchando por tolo que creemos y podremos tener el vuesu sofitu ensin la amenaza constante y cierta del DESPÍU.

Noveno: tamos reuniendo sofitos d’asociaciones ciudadanes y partíos políticos, esmolecíos pola deriva d’esta empresa, precipitada nestes selmanes previes a les elleiciones.

Perdón por extendenos tanto. Vos convidamos a que propongáis pasos a siguir a partir d’agora.

LA LLUCHA SIGUE
L’AGUA NUN SE VENDE, DEFÉNDESE