CSI EMA

El Famosu Códigu Éticu

El pasáu 13 de xineru enterábemonos pela prensa de que al día siguiente diba sometese a votación nel Conseyu d’alministración de la EMA un “códigu éticu” del que nun sintiéramos nin falar.

Pues bien, pesie a que, como indicaba la prensa, yá se tratara’l tema en Conseyu dende marzu del añu pasáu, el 14 de xineru aprebóse ensin conocimientu oficial de dalgún de les y los representantes de les y los trabayadores.

El documentu salió alantre colos apoyos de Foro, Ciudadanos, Xixón Sí Puede, PP y el representante vecinal. Votaron a la escontra PSOE e IU y abstuviéronse UGT y CCOO.

Esti códigu éticu que, sigún les nueses fontes, lleva ellaborándose col beneplácitu del Conseyu d’alministración mientres esti últimu añu, paez más ferramienta pa poder disciplinar a la plantiya col despíu, ensin necesidá de que la so conducta se tipifique como falta nel Estatutu de los trabayadores, nin nel Conveniu, como efectivamente se recueye nes sos últimes llínies.
“L’incumplimientu d’esti códigu puede dar llugar a l’adopción de midíes disciplinaries, incluyendo la posibilidá de despíu y, nel so casu, l’exerciciu de les aiciones llegales oportunes.”

Yá que nun se nos pasó esti códigu de manera oficial, el meru fechu de compartilu podría causanos sanción o despíu, asina que vamos llimitanos a trescribir dalgún párrafu que llegó a les nueses manes.
Sobre too, cuando ye una norma que afala la denuncia anónima ente les y los trabayadores, poniendo a la so dimposición un llamáu Canal Éticu, asuntu que paez devolvenos a un pasáu que creíemos peralloñáu.

Dalgunes perles d’esti documentu son l’autorización expresa a la compañía pa controlar l’usu del nuesu corréu ellectrónicu corporativu, asina como l’accesu a internet y en xeneral cualesquier sistema informáticu.
Diz tamién, escudándose nel cuidáu de la reputación de la empresa, que tenemos que cuntar con autorización pa salir delantre los medios de comunicación y facer difusión pública. Dalgo que creemos inaceptable pa que la ciudadanía conoza la realidá de los servicios que paga colos sos impuestos. Quede claro que esto nun va paranos. Siguiremos defendiendo la llibertá d’expresión, anque pa ello tengamos que asumir riesgos, diendo a los medios cuando nos paeza necesario y utilizando esti blog como ferramienta pa que les y los trabayadores, la ciudadanía y tou aquel que quiera, pueda tener una idea de los intereses que creemos que hai detrás de quienes dirixen esta empresa pública. El códigu éticu ye la gota que enllena’l vasu. 

“Toos sedrán especialmente cuidadosos en cualesquier intervención pública, teniendo q ue cuntar cola autorización necesaria pa intervenir delantre los medios de comunicación, participar en xornaes o seminarios profesionales y en cualesquier mediu de difusión pública.”

El códigu éticu fala tamién de desendolcu profesional, mencionando’l deber del o la trabayadora a tar perfectamente actualizáu. ¿Cómo sedrá posible cumplir con esta obligación si carecemos d’un plan de formación, y el borraor que se nos presenta se incumple dende’l minutu cero, nun dándonos les mesmes oportunidaes a toes y toos?

Tamién cabe destacar, la intención del códigu de fomentar la “pasión pol cliente”, pero siempre teniendo un criteriu de rentabilidá, conceptu que entendemos incompatible cola nuesa forma d’entender cómo tién que furrular una empresa pública.

Amás d’estes coses, nun queremos dexar de destacar la multitú de referencies que se faen a les rellaciones exteriores, les rellaciones col sector priváu y a los trabayos multidisciplinares con estremaes unidaes y empreses. Continues referencies a la collaboración público-privada que tan peligrosa puede llegar a ser. 

Nun entendemos por qué estes rellaciones nun se caltienen nun entornu público-público, como defende AEOPAS (Asociación Española d’Operadores Públicos d’Abastecimientu y Saneamientu) a la que esta empresa tá adscrita. Mui al contrario, pensamos que se afalen les rellaciones público-privaes que defende AEAS (Asociación Española d’Abastecimientos d’Agua y Saneamientu) cola que la Direición d’esta empresa paez manifestar más afinidá.

Y ensin más esti ye’l nuesu acercamientu, penriba, a un Códigu que tién perpoco d’éticu cuando, una vegada aprebáu, nin les y los representantes de les y los trabayadores de la propia empresa, nin les y los usuarios, y nin muncho menos la ciudadanía, tinía conocimientu tovía.

Esperamos que’l treslláu oficial al Comité d’empresa de l’aprebación inicial d’esti documentu nun se faiga esperar muncho más, pa poder, ente toes y toos, analizalu más fondamente y conocer meyor los intereses que motivaron a incluyir esti Anexu voluntariu, aprovechando que se aprebaba otra cosa muncho más importante, de la que tamién vamos falar nel futuru.