Solidaridá colos trabayadores d’AZSA en fuelga de fame indefinía

Dende la CSI llamamos a la solidaridá colos trabayadores d'Astriana de Zinc, en fuelga de fame indefinía

Trabayadores intosicaos con mercuriu y otros metales pesaos realizando trabayos nes instalaciones d’Asturiana de Cinc nel 2012, empezaron la so tercer fuelga de fame nesta ocasión indefinía, pa denunciar la situación que tán mal viviendo. Reivindicar los sos derechos como trabayadores y una cobertoria sanitaria fayadiza a la so situación de salú, por cuenta de trabayar realizaos en AZSA.

Transcribimos una entrevista realizada a su portavoz, para que conozcáis los antecedentes de esta lucha y su situación actual.

Lleven dende’l 2012 con esti conflictu, ¿qué pasó?

Asina ye, lleven nesta situación dende avientu de 2012. Taben trabayando nuna subcontrata llamada IMSA, que taba nes instalaciones d’Asturiana de Zinc en San Xuan de Nieva. Teníen un contratu pa 15 díes y teníen xornaes de 12 hores diaries, y teníen que intercambiar unos tubos pelos que pasaben unos productos de zinc. Como consecuencia de la utilización de productos como mercuriu, plombu, cadmiu, zinc, arsénicu…, estos trabayadores resultaron intoxicaos de toos estos productos, yá que Asturiana de Zinc saltóse 17 normes de seguridá, como por exemplu nun da-yos equipos adecuaos o da-yos mázcares poco potentes. Suponemos que por aforrar costos, la empresa decidió arriesgar la vida de los sos trabayadores.

A los cinco o seis díes d’entamar a trabayar fueron ingresando per uxencies del Hospital San Agustín toos y ca ún d’ellos, presentando unos síntomes como los que puede tener una persona que recibe una alta radiación: ronches per tou’l cuerpu, vómitos, diarrees, sangraben per tolos orificios del cuerpu, convulsiones… unos síntomes terribles

– ¿Qué pasó col protocolu y colos analisis? ¿y la seguridá social?

Respectu al protocolu. Pasara yá un añu dende l’accidente y Asturiana de Zinc nun se preocupaba por ellos pa na, y decidieron facer la primer fuelga fame, nel mesmu sitiu onde tán agora, delantre d’Asturiana de Zinc. Foi una fuelga que duró 18 díes. Dexaron la fuelga fame cuando la empresa decidió pautar con ellos. El pautu foi un protocolu que se suponía que yéra pa beneficiu de los intoxicaos pero que-y sirvió a AZSA pa engañalos vilmente. Si deponíen la fuelga, la empresa firmaba un alcuerdu con ellos que consistía en que la empresa diba ufri-yos un puestu de trabayu, cosa que nunca fizo y, amás, cosa que sabía que yéra imposible porque persones que resultaren intoxicaes y, amás, col nivel d’intoxicación que ellos sufrieron, una persona nun queda en condiciones físiques y mentales de volver a trabayar. Otru puntu yéra da-yos 10.000€, con un primer pagu de 5.000€ en préstamu y ellos tuvieron que lluchar pa que fueren los 10.000€ y a fondu perdíu. Supónse que yéra pa los primeros gastos d’unos trabayadores que quedaren ensin trabayu, que teníen una familia que mantener y que nun diben poder volver a trabayar. El tercer puntu yéra apurri-yos asistencia médica especializada al traviés d’un equipu médicu nel que taben incluyíos dos toxicólogos especialistes en intoxicación por metales pesaos, especialistes que nun abunden nel Estáu Español.

Esi protocolu tuvo en vigor dende 2013 a 2015. Nel protocolu nun se especificaba denguna fecha de fin, polo que los trabayadores entendieron que yéra de por vida. En 2015 AZSA dexó unillateralmente de financiar esti equipu médicu, hasta’l puntu que dexó a los trabayadores con prebes y tratamientos pendientes. La empresa encargábase de paga-yos los desplazamientos a Valladolid pa facese les prebes, y quedaron viaxes pendientes de pagar por parte de la empresa a los trabayadores, que adelantaben les perres. La deuda por esti conceptu sube a un total de 4800€.

A cambiu d’esti protocolu, los trabayadores renunciar a exercer cualesquier aición pela vía penal.

– ¿Cómo foi hasta agora? ¿A qué tuvieron que enfrentase y que sufrir? Porque la mayoría nun tién reconocía la incapacidá, nun hai prestaciones o compensaciones de seguros, tuvieron que empufase con préstamos a bancos…

Bueno, de los 49 intoxicaos namás 15 tienen reconocía dalguna incapacidá y cobren una pensión que-yos cubre económicamente, lo que nun quier dicir que tean bien atendíos a nivel sanitariu nin que lo tean pasando bien, tán sufriendo les consecuencies d’aquel envenenamientu. Por exemplu, el mayor de los envenenaos tá faciendo un gastu de 960€ al mes en medicines. Imaxináivos cuálu ye l’estáu físicu y mental d’estes persones. Los envenenaos tomes una media de 15 dósis de medicamentos tolos díes, en cuerpos que nun tán recibiendo nutrientes.

A dalgunos d’ellos yá-yos salió el xuiciu civil y yá cobraron les indemnizaciones de los seguros. A otros non, y lleven 6 años ensin trabayar y sobreviviendo col Salariu Social, nun pisu emprestáu porque nun pueden pagar l’arriendu. Dalgunos tuvieron que recurrir, pensando que les indemnizaciones nun diben tardar tanto, a préstamos bancarios y deben yá 10.000€. Mentantu estos 4 años que nun tienen asistencia médica especializada tan diendo a la Sanidá Pública, que tién profesionales de calidá pero que en casos como esti tan especial nun cubre toles necesidades, ello ye, nun hai un especialista en intoxicaciones por metales pesaos, y el restu d’especialistes nun saben qué tratamientu hai que da-yos porque nun saben los efectos del mercuriu.

– ¿Cuántes families afectaes hai? ¿Cuántes persones intoxicaes?

Fueron 49 los trabayadores intoxicaos de la empresa IMSA. Sabemos que hubo más persones intoxicaes pero pertenecíen a AZSA, y nun sabemos qué fizo la empresa con ellos, si los trató bien, si los indemnizó, si nun protesten porque tienen miéu a perder el trabayu… D’otru lláu, nun ye’l casu de los trabayadores d’IMSA, que taben contrataos namás pa dos selmanes y nun teníen na que perder, polo que fueron los que entamaron a protestar.

Calculamos que hai más de 200 persones afectaes. Nun lo sabemos con exactitú porque a l’Asociación d’Afectaos pertenecen namás 21 persones. Del restu, dalgunos yá recibieron les compensaciones de los seguros y dalgunos yá tienen reconocía la incapacidá.

– ¿Cómo optan por una huelga d hambre partiendo de el estado físico en el que ya están?

Optaron pola fuelga fame a la desesperada. Tán percansaos de lluchar y de dir d’un sitiu pa otru pa nun algamar nada, polo que pensaron en que teníen que facer dalgo que llamare muncho l’atención. El problema ye que ponen yá la poca salú que-yos queda en peligru. De fechu, de magar la semana de fuelga fame ésta entama a perxudicar seriamente a los órganos importantes como’l corazón o los riñones. Esta situación los dexa más débiles tovía de lo que yá taben pola propia intoxicación, aparte de la situación mental y d’ánimos que ye penosa también. Les coses tán precipitándose nos últimos dos díes y nun sabemos si podrán siguir.

– ¿Cuáles son les desixencies? ¿de salú, monetaries…?

La principal desixencia ye que vuelva l’asistencia médica especializada. Tán acudiendo a especialistes de la Seguridá Social, pero’l problema ye que estos especialistes nun tienen nin idea de lo que ye la intoxicación por mercuriu y achacaben les sos insuficiencies respiratories a otres causes, polo que’l pronósticu y el tratamientu ye un desastre. Desiximos un toxicólogu que coordine a tolos especialistes respecto a los tratamientos.

Nun son desixencies monentaries, nun fuimos a la empresa pidiendo perres, pese a la mala situación económica que vivien munchos d’ellos, a piques de la exclusión social en dalgunos casos.

– Esta fuelga colo díficil que ye, ¿hasta cuándo va durar? ¿Qué pasa, esperamos q nun asoceda, si hai hospitalización?

La fuelga van siguila hasta que se cumplan les sos desixencies. Si hai hospitalización van siguir la fuelga fame nel propiu Hospital.

– ¿Tá la empresa dando dalgún pasu pa acabar con toa esta situación?

Tuvimos un aconceyamientu cola empresa pero nun se mueve nin un milímetru. Alega que nun tá nes sos manes apurrir l’asistencia médica especializada, que-y lo pidamos a les Alministraciones o a la Mutua FREMAP. Esto paeznos raro, tuvo nes sos manes de 2013 a 2015, pero vamos, pa la empresa ceder sedría reconocer que son responsables de lo que pasó y ye lo que nun quieren, anque yá tá reconocío, yá que en 2013 punxeron l’equipu médicu y la Fiscalía púnxo-yos una multa.

– Pa quien tovía nun sabe lo que pasa, ¿qué-yos diríeis pa concienciar de que esto puede pasanos a tola clase trabayadora?

Bueno, que la xente piense que esto-y puede pasar a cualesquiera en cualesquier empresa porque les empreses traten siempre de cubrise y d’incumplir les normes de seguridá porque-yos supón un aforru económicu. Yo recomendaría a toles y los trabayadores sindicase y apoyase cuando asoceda dalgo asina y pensar que si nun-yos pasa a elles o ellos, puede pasa-y a cualesquier persona cercana. Naide tá llibre de tener un accidente llaboral y la empresa, les autoridaes o la mutua nun se responsabilicen.

PATRONAL… CRIMINAL!!