Comunicáu de la seición sindical de CSI na empresa municipal d´agües (EMA) de Xixón.

COMUNICÁU DE LA SEICIÓN SINDICAL DE CSI NA EMPRESA MUNICIPAL D’AGÜES (EMA) DE XIXÓN

Dexáu atrás definitivamente’l bipartidismu, el panorama políticu municipal augura continuos cambios políticos que van afeutar, inevitablemente, al furrulamientu del seutor públicu. Dependiendo del partíu políticu que ostente l’alcaldía, la orientación del seutor públicu xixonés sufrirá vaivenes que van dende la xestión corriente más ellemental hasta’l propiu cuestionamientu del sentíu de la so existencia.

La Empresa Municipal d’Agües de Xixón furrula como una sociedá anónima unipersonal de capital íntegramente municipal, porque asina se decidió fae más de 50 años. Una empresa cuya accionista única ye tola población xixonesa.

Hasta 2011, fecha na que FORO ganó les elleiciones, existía na EMA una única figura de llibre elleición pol poder políticu (el Direutor Xerente) baxo cuyu mandu l’actividá organizábase en dos grandes estayes (la estaya Téunica y la estaya Económico –alministrativa). Al mandu d’estes dos estayes (dependiendo direutamente del Direutor Xerente) trabayaben dos persones pertenecientes a la plantilla fixa de la empresa (el Xefe de los Servicios Téunicos y la Xefa Económico-alministrativa). En payares de 2012, el Conceyal-delegáu na EMA (Fernando Couto) destituyó al hasta entos Xerente, pa sustituyilu por otra persona de la so confianza, que carecía de conocimientu y experiencia dalguna nel seutor que regula’l ciclu integral del agua. Nos meses posteriores, FORO despidió (pagando indemnizaciones millonaries) a los dos emplegaos fixos de plantilla que ocupaben la Xefatura absoluta de les dos estayes de furrulamientu de la EMA y nomó a déu a dos persones más, creando dos Direiciones Xenerales nunca cubiertas hasta entos. D’esta forma pasaron d’ún a tres el númberu de persones que’l gobiernu municipal podía nomar llibremente nesta empresa pública. Esti equipu direutivu foi destituyíu en xunu de 2016, dexando la empresa descabezada mientres dos meses hasta que FORO nomó un nueu equipu direutivu, que queda al debalu del resultáu de les próximes elleiciones xenerales de mayu de 2019.

Ello ye, en menos de seis años la Empresa Municipal d’Agües de Xixón tuvo tres equipos direutivos estremaos, esbillaos a midía de la fuerza política dominante. Ensin entrar na opinión que cada partíu políticu tién de la cosa pública (de cuála ha ser la so función y la so importancia na articulación del nuesu Estáu social y democráticu de drechu) denguna llóxica empresarial dexaría la cúpula xestora d’una empresa al debalu de los vaivenes políticos.

N’escritu dirixíu al Comité d’empresa, de fecha 15 de marzu de 2018, y dientro’l marcu de la negociación del Conveniu Coleutivu, l’actual Direutor-Xerente (Vidal Gago) propunxo la SUPRESIÓN de los puestos que quedaron vacantes colos despíos improcedentes y que tovía nun se cubrieron: el de XEFE/A ECONÓMICO-ALMINISTRATIVU/A y el de XEFE/A DE LOS SERVICIOS TÉUNICOS.

Dende la Corriente Sindical d’Izquierda (CSI) nun sólo NOS OPONEMOS A LA DESAPAICIÓN DE TALOS PUESTOS, sinon que encamentamos al Direutor-Xerente a que les saque a CONVOCATORIA PÚBLICA DARRÉU. Suxerimos amás, n’ares de la tresparencia de la que presume l’actual gobiernu municipal, que se cubran pol procedimientu afitáu pol EBEP pal

grupu A1, aplicable a les y los empleados del Ayuntamientu (anque esti nun seya de preceutiva aplicación na EMA).

Creemos que ye imprescindible estremar nidiamente lo que ye l’actividá política (marcada pola propia ideoloxía de los partíos) de l’actividá profesional del seutor públicu (definía pola xestión independiente, que garantice la continuidá del furrulamientu empresarial).

La inrupción de les estremaes cúpules direutives designaes poles y los políticos de turnu ocasionó, nesti breve espaciu de tiempu que nun supera una década, múltiples inconvenientes que se traducen nun paulatinu deterioru de los estremaos servicios públicos que apurre la EMA. Na CSI nun creemos que esto seya casual y tememos que l’oxetivu últimu d’estos movimientos seya’l deterioru del serviciu apurríu, de mou que seya la propia población, convenientemente orientada, la que llegue a la conclusión de que la xestión privada resulta más eficiente.

Respetamos la capacidá organizativa del gobiernu municipal de turnu, pero lo que contemplemos hasta agora ye la incorporación a la nuesa empresa de nuevos direutivos ayenos al seutor públicu, desconocedores de les sos particulares carauterístiques y, lo que ye peor, ensin experiencia nel seutor que regula’l ciclu integral del agua. Too ello, supón pa la EMA, que ye de tola población xixonesa, un altu costu d’afayamientu y deprendizaxe de los direutivos nomaos a déu que nun se recupera nunca, dao lo efímero de la so situación.

Cola decisión de suprimir estos dos puestos fixos, la Xerencia dexa definitivamente a la empresa ensin una figura direutiva que lleve’l timón y dea continuidá a la xestión empresarial mientres el tiempu en que los direutivos políticos intenten afayase a la so efímera situación. El casu del pozu tormentes del parque Hermanos Castro ye l’exemplu más claro del problema que equí exponemos.