Comunicado CSI Feminismu ante la huelga general feminista de 24h.

Por primera vez en sus 36 años de historia, y respondiendo a la petición del movimiento feminista, la Corriente Sindical d’Izquierda convoca huelga general de 24 horas en Asturies, dando así soporte legal al eje laboral de la huelga del 8 de marzo.

Las mujeres afiliadas a este sindicato, que también militamos en el movimiento feminista, consideramos un hito histórico esta convocatoria de huelga y todo el proceso de trabajo y debate que está suponiendo.

Como sindicato asturiano, de clase y feminista, la CSI ha asumido su responsabilidad con las mujeres que luchamos todos los días contra el sistema capitalista y patriarcal en todos los espacios de nuestras vidas. Por todo ello edta huelga no se queda sólo en lo laboral: también pararemos los cuidados, los estudios y el consumo.

Así, haremos huelga de cuidados: el 8M las mujeres vamos a parar de cuidar, pero reivindicando los cuidados, su importancia en nuestras vidas y la necesidad de que éstos sean compartidos. Queremos relaciones basadas en el respeto y la corresponsabilidad. No queremos cuidar nosotras solas.

También haremos huelga de consumo: pararemos el comercio de nuestros barrios, pueblos y ciudades. Y aprovecharemos para plantear la necesidad de un consumo responsable, local, de cercanía, cuidadoso con el medio en que vivimos, con nuestra salud y con nuestros derechos laborales.

Esta huelga es estudiantil: se parará en los colegios, institutos y universidades; porque la enseñanza en todas sus etapas es el principal espacio de socialización en el que se reproduce el actual sistema capitalista y patriarcal, y está muy lejos de ser un espacio en el que se crece en equidad e igualdad social.

El 8M iremos a la huelga laboral: para exigir una legislación laboral que garantice la igualdad de derechos y oportunidades entre trabajadoras y trabajadores. Nos sobran las razones: queremos acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres; con el acoso sexual y el acoso por razón de sexo; con la precariedad de los sectores más feminizados; con la falta de políticas sociales que garanticen la conciliación familiar y laboral; también pedimos la equiparación del permiso de paternidad y maternidad.

Todas estas razones, y muchas otras que no caben en los breves minutos de una rueda de prensa o en el corto espacio de un panfleto informativo, nos llevan a estar en la calle, no solo el día 8, sino cada día del año, pero especialmente el 8.
Esta huelga hace un llamamiento a todas las mujeres a parar en todos los ámbitos de la sociedad. Pero como la vida no puede parar ya que las personas mayores, personas dependientes, niñas y niños no se pueden dejar de lado, también se hace un llamamiento a los hombres para que ese día paren en el trabajo para encargarse de los cuidados de su entorno o que vayan a los espacios que se van a abrir ese día para este fin.

Así que animamos a todas las mujeres a unirse a los piquetes y acciones que se harán el 8 de marzo y a la manifestación que saldrá de la Plaza del Humedal, a las 19h bajo el lema “Si paramos nosotras, se para el mundo”.