[COMUNICADO] Situación Radio Taxi Villa de Jovellanos

Desde la CSI, tras el comunicado de la junta directiva de la cooperativa Radio Taxi Villa de Jovellanos, queremos mostrar todo nuestro apoyo y solidaridad a todas las trabajadoras que están trabajando en la centralita.

En dicho comunicado, la Junta Directiva acusa a las trabajadoras de “estar ociosas durante muchas horas al día” y que “son un coste que no es operativo ni razonable”, dicen haber “intentado negociar una reducción de jornada”, asimismo las acusan de “acogerse a su derecho de reducción de jornada para protegerse ante un despido”, y por ello las culpan de que posiblemente tengan que contratar a alguien para cubrir las bajas.
Dicen sufrir “amenazas continuas de llevar a la empresa ante Inspección de Trabajo” y se quejan porque piden “que se les avise con tiempo y forma los cambios de turno o tener que ir en un día señalado como descanso”, avisan que todos estos hechos están en manos de especialistas de derecho laboral, y por último piden a los socios que no acudan a la centralita para no interrumpir el trabajo que allí se realiza.

Después de este comunicado, no podemos más que desmentir los hechos relatados en él, la totalidad de las trabajadoras son profesionales cualificadas que realizan varios trabajos en la centralita, algunos incluso por encima de su categoría. Si como dice la Junta Directiva están ociosas, nos gustaría saber por qué ninguna de ellas tiene los descansos estipulados por ley, e incluso tienen problemas para ir al aseo.

Por otro lado 5 de ellas tienen reducción de jornada por hijas y/o hijos menores de 12 años, reducción a la que cualquier trabajadora o trabajador tiene derecho por ley, si bien es cierto la concesión de estas reducciones fue voluntaria por la Junta Directiva, ya que no está obligada por convenio, por lo cual no entendemos que ahora se quejen de algo que concedió ella.

La inspección de Trabajo es la herramienta que queda a las trabajadoras para pedir que se cumplan sus derechos y nos consta que llevan aguantando mucho tiempo una situación laboral muy desagradable, sin amenazar con nada.

Lo que está claro es que no se puede consentir es que te quiten un descanso o te cambien de turno con dos horas de antelación, la organización corresponde a la empresa, pero siempre respetando la ley. Esperemos que los especialistas en derecho laboral les aconsejen bien y les digan que cesen estas actitudes impropias del año 2018.

La CSI apoya y apoyará a estas trabajadoras en su empeño de que el convenio que la Junta Directiva firmo hace un año se cumpla, igualmente pedimos que cesen la presiones hacia las trabajadoras por parte de la Junta Directiva.