Comunicado de la CSI en el sector del transporte

Desde la Corriente Sindical de Izquierda, así como desde las secciones sindicales de ALSA, EBROBUS y TUA, queremos informar a todos los trabajadores del sector del transporte de viajeros, de los acontecimientos ocurridos con las federaciones del trasporte por carretera del Principado de Asturias, de los sindicatos CCOO y UGT.

Queremos mostrar nuestra total oposición a que se que firme ningún tipo de acuerdo a espaldas a los trabajadores de este sector, naturalmente deslegitimamos totalmente a estas federaciones para la firma de ningún acuerdo que modifique el actual convenio, de ninguna manera vamos a tolerar el intento de presionar a los comités de las distintas empresas del sector, a acatar un acuerdo, que, aparte de ser totalmente sancionador, iría posiblemente contra la ley de protección de datos y contra los derechos de los trabajadores del sector.

Intentar la firma de un acuerdo mediante chantajes por parte de la patronal, así como de presiones políticas por parte de los sindicatos del régimen, a espaldas de sus representados, es la forma más antisindical conocida de firmar un acuerdo.
No estamos de acuerdo ni con las formas, ni con las demandas del acuerdo, que son totalmente sancionadoras, no van en la línea de la prevención, ni en la de la seguridad, es una vez más una manera de buscar sanciones, de intentar por parte de un sindicato dar las armas a la patronal para sancionar a trabajadores que no sigan su línea y que se opongan a su manera de actuar.

De igual manera informamos a todos los trabajadores del sector que desde la CSI y sus secciones en el sector, demandaran judicialmente este acuerdo si se llegara a aplicar, y cualquier intento de presión por parte de la patronal o de los sindicatos del régimen.
Las funciones de los representantes de los trabajadores están bien estipulada por el ET y las injerencias por parte de las federaciones, llegando a acuerdos con la patronal, a espaldas de comités y trabajadores, es una lacra que debemos erradicar.

La única lucha que se pierde es la que se abandona.