Comunicado de la CSI contra las agresiones de carácter neonazi en las Fiestas de San Mateo

Desde la CSI queremos denunciar, una vez más, las agresiones neonazis que se producen en Asturias y hacer un llamamiento a la clase obrera asturiana para que se posicione contra estas agresiones.Esta vez la víctima ha sido un chaval de 20 años en las Fiestas de San Mateo, por llevar una camiseta de un grupo de música vasco.

Por llevar camisetas con las que están en desacuerdo, por el color de piel, por la orientación sexual, por el origen, por ser pobre y vivir en la callar…son muchas las razones por las que estos grupos de ultraderecha atacan y agreden, la mayoría de las veces con impunidad.

Desde la CSI llevamos tiempo diciendo que cada día hay más agresiones neonazis en Asturias, y nos preocupa bastante la medra de la ideología de ultraderecha, incluso dentro de la propia clase obrera que antes de pelear contra quienes explotan y contra quienes hacen leyes injustas, pelean con quien tienen al lado, contra la propia clase obrera.

El individualismo, el sálvese quien pueda aplastó la conciencia colectiva y día a día vemos como lejos de crear una sociedad justa e igualitaria los discursos de odio calan en la sociedad y crecen las desigualdades y las exclusiones, por supuesto, la mayoría las veces, con la complicidad de los medios comunicación que son responsables de crear opinión y desde quienes se venden noticias manipuladas y se repiten una y otra vez las mismas cantinelas para calar en el imaginario colectivo: son peleas de tribus urbanas, es por el alcohol o por las drogas, sólo fue una pelea de bar…NO, estas agresiones tienen carácter socio-político, son agresiones fascistas basadas en el odio.

Desde la CSI una vez más condenamos estas agresiones y creemos que la manera de acabar con estos grupos es posicionarnos como sociedad en contra, y por supuesto la educación. Educar con valores de igualdad y respeto. Educar para construir una sociedad que ni desde los medios de comunicación ni desde ningún lugar permita comentarios y acciones que denigren a las personas. Una sociedad en la cual ser diferentes no sea un problema si no una oportunidad para compartir y aprender unxs de otrxs.

Ayer, hoy y siempre gritamos ¡ABAJO el FASCISMO!