Comunicado de la CSI sobre el conflicto de la estación de autobuses de ALSA de Xixón

La CSI pide la reincorporación de los trabajadores despedidos y no cejaremos en nuestro empeño en defensa de los trabajadores y sus puestos de trabajo.

Desde la Corriente Sindical de Izquierda queremos una vez más mostrar nuestro apoyo y colaboración con los cinco trabajadores despedidos de la estación de ALSA, trabajadores que dejaron fuera de la subrogación Prosetecnisa y ALSA, el primero por omisión de la legislación vigente y el segundo por dar una licitación y consentir que una contrata incumpla la ley, con la connivencia del comité de ALSA.

Hemos intentado mediar en el conflicto reuniéndonos tanto con Prosetecnisa como con ALSA, pero ambos por ese orgullo empresarial prepotente y por su idea de que el dinero todo lo puede comprar, no hubo una solución lógica al conflicto, los trabajadores no quieren dinero, quieren su puesto de trabajo, postura histórica de la CSI

Desde la CSI también hemos intentado hablar con el Ayuntamiento de Gijón para mostrar nuestro compromiso con la ciudadanía y dar una rápida solución a esta discriminación laboral, que jueves tras jueves impide a los vecinos de Gijón tener una movilidad completa por las manifestaciones frente a la estación de ALSA, pero no hemos tenido respuesta alguna, no sabemos si por qué no se van a posicionar o si es por falta de interés.

Igualmente nos sumamos a las protestas del comité de EMTUSA, ya que la actuación del consistorio los días de manifestación, con su permisibilidad a que ALSA cargue y descargue pasajeros en las paradas de EMTUSA, provoca numerosas situaciones de peligro para sus usuarios.

Queremos recordar que estos trabajadores, después de varios años trabajando como auxiliares de la estación de ALSA, realizando trabajos para la incorporación de los autocares a la vía publica y ayudando a los pasajeros de la estación, puestos de trabajo que la inspección de trabajo obligo a ALSA a tener en su estación tras un accidente con muerte ocurrido años atrás, ALSA rescinde el contrato a Grupo Norte y se lo da a Prosetecnisa, empresa que subcontrata a los vigilantes y deja fuera a los auxiliares, contratando ellos a 3, siendo estos trabajadores explotados al tener que trabajar 21 días sin descansar para dar el mismo servicio que los trabajadores despedidos.

La CSI pide la reincorporación de los trabajadores despedidos y no cejaremos en nuestro empeño en defensa de los trabajadores y sus puestos de trabajo.

Fernando Álvarez Suarez, Responsable de Acción Sindical CSI