Comunicado de los cinco trabajadores despedidos de la estación de ALSA de Gijón

Los cinco trabajadores despedidos de la estación de ALSA nos dirigimos a los vecinos de Gijón y a todas aquellas personas a las que pudieran afectar las movilizaciones que estamos efectuando para protestar por estos despidos para explicarles los motivos de dichas movilizaciones.

Estación de Autobuses de Gijón, ALSA.

Los cinco trabajadores despedidos de la estación de ALSA nos dirigimos a los vecinos de Gijón y a todas aquellas personas a las que pudieran afectar las movilizaciones que estamos efectuando para protestar por estos despidos para explicarles los motivos de dichas movilizaciones y para pedir disculpas por los trastornos que pudieran acarrear los atascos generados por ellas, a la vez que les pedimos comprensión y solidaridad en nuestra pelea por recuperar nuestros empleos.

Nuestro trabajo en la estación del ALSA era, entre otras tareas, ayudar a que las maniobras de entrada y salida de los autobuses se realizasen de la manera más ágil posible, velando también para evitar accidentes, tanto de los usuarios de la estación como de los peatones en general.

Por eso, que nuestras movilizaciones produzcan atascos no nos produce ninguna satisfacción, más bien al contrario, pero es la única manera de que se conozca nuestra injusta situación y se atienda a nuestra reivindicación que es la vuelta a nuestros puestos de trabajo.

Queremos recordar que realizábamos nuestro trabajo a entera satisfacción de los usuarios y no hay motivos para nuestros despidos, más allá de la intención del Grupo ALSA de ganar más dinero a base de precarizar el empleo y pagar aún menos por la labor que realizábamos, ya escasamente retribuida.

Los cinco trabajadores despedidos somos los primeros interesados en que se normalice la situación en la Estación del ALSA de Gijón y en que no se produzcan atascos que puedan afectar a quienes transitan por esta zona, pero manifestamos que la responsable de estas incidencias es la dirección del Grupo ALSA y que, por nuestra parte, hemos solicitado desde un primer momento una negociación que solucione las cosas, pero dicha dirección, en la única reunión que nos ha concedido hasta ahora, no ha hecho ninguna oferta de readmisión, por lo que nos obligan a seguir con las movilizaciones.

A los cinco trabajadores de la estación del ALSA de Gijón, nada nos gustaría más que volver a nuestros trabajos para contribuir a evitar atascos en vez de vernos obligados a generarlos a causa de la cerrazón del Grupo ALSA que tiene en su mano la posibilidad de reparar la injusticia de nuestros despidos y de evitar los trastornos circulatorios que afectan a muchos ciudadanos.

A la espera de una pronta solución de este conflicto, del que no somos responsables, continuaremos con las movilizaciones para las que pedimos comprensión y solidaridad de los ciudadanos afectados, a la vez que reiteramos nuestras disculpas por las molestias que podamos causarles.

Desde la Corriente Sindical de Izquierda, apoyamos a estos trabajadores en la defensa de su puesto de trabajo, y nos sumamos a su comunicado.