La CSI denuncia la hipocresía de FORO, UGT, CCOO y USIPA respecto a los planes de empeo.

Desde la Corriente Sindical d’Izquierda (CSI) denunciamos la hipocresía que, cada cual a su manera, están mostrando el gobierno municipal de Foro y los sindicatos CCOO, UGT y USIPA en los últimos días respecto al pasado, presente y futuro de los Planes de Empleo.

Hipocresía la del Gobierno Municipal de Foro y de su Director General de Empleo, Pelayo Barcia, cuando acusan a aquellas trabajadoras y trabajadores que quieran denunciar su contratación irregular y fraudulenta de acabar con los Planes de Empleo si sus demandas prosperan judicialmente, como ya viene pasando con las demandas y reclamaciones presentadas por centenares de ex trabajadores y trabajadoras en los últimos dos años. La única responsabilidad de acabar con los Planes de Empleo sería del señor Barcia y del Gobierno de Foro, que reiteradamente vienen saltándose alegremente la legislación laboral e incurriendo una y otra vez en fraude de Ley. Chantajear emocionalmente y cargar la presión social de esta posible desaparición de los Planes de Empleo sobre aquellas personas que finalizan ahora contrato es querer cargar una losa demasiado pesada sobre éstas, y una actitud ruin y mezquina.

Los sindicatos CCOO y UGT, en una actitud si cabe aún más ruin y mezquina, apoyan veladamente la postura del gobierno municipal, animando a los trabajadores y trabajadoras a no denunciar su contratación fraudulenta. Poco podemos esperar de dos sindicatos que llevan décadas sirviendo a los intereses de la patronal, en este caso municipal, y no defendiendo los derechos de la clase trabajadora. En este caso la razón pueden ser los aproximadamente 35.000€ que recibe cada uno de estos dos sindicatos del gobierno municipal por su supuesto “seguimiento” de los Planes de Empleo.

Para finalizar, USIPA, que durante años fue testigo mudo de lo que acontecía en los Planes de Empleo de Xixón y las irregularidades que en ellos se cometían para, cuando gracias al trabajo iniciado por dos militantes de CSI contratados en el Plan Inserta 2013-2014 y sus primeras victorias judiciales, y en plena campaña de las elecciones sindicales al Comité de Empresa del Ayuntamiento de 2015, se sumaron al carro prometiendo a la plantilla del Plan de Empleo de 2015 la conversión de sus contratos en indefinidos no fijos si votaban en dichas elecciones a este sindicato, para después obviar esta promesa electoral y circunscribirse solamente a llevar a estas y estos trabajadores sus reclamaciones por despido improcedente y diferencias salariales, una batalla ganada de antemano gracias al trabajo desarrollado con anterioridad por la CSI y sus servicios jurídicos. Miente USIPA también cuando dice que nuestros abogados están relacionados con Foro ¿pueden demostrar esa vinculación? y cuando dice que fue una quincena de trabajadores quienes iniciaron este camino en 2014. Fueron nada más y nada menos 40 quienes denunciaron su despido improcedente y reclamaron las diferencias salariales, y más tarde fueron cerca de otros 100 quienes denunciaron las diferencias salariales. Y eso fue sólo en Xixón, ya que la CSI llevó también cerca de 200 casos de ex trabajadoras y trabajadores de Planes de Empleo en Grao, Salas, Siero, Uviéu, Mieres, Llangréu, Villaviciosa y Cabranes, concejos estos últimos (ni en estos ni en otros) donde ni apareció USIPA para defender los derechos de las y los trabajadores.