Premios princiesa de Asturies 2015

CSI-CAXASTUR/LIBERBANK

La Delegación de Gobierno en Asturies pretende, por tercer año consecutivo, hacer invisible la concentración convocada por la Corriente Sindical d’Izquierda (CSI) en la plaza de La Escandalera, coincidiendo con la entrega de los Premios Princesa d’Asturies.

En una resolución fechada el 5 de octubre, referida a la comunicación por parte de la Corriente Sindical d’Izquierda (CSI) de Cajastur para una convocatoria de concentración de trabajadores y trabajadoras ante la sede de la entidad, para protestar por la privatización de Cajastur y los EREs, recortes y despidos aplicados en Cajastur/Liberbank, coincidiendo con la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturies el próximo día 23 de octubre, la Delegación de Gobierno en Asturies alega que dos tercios de la plaza de La Escandalera (los más cercanos al Teatro Campoamor) estarán ocupados en esas fechas por una exposición promovida por la Fundación Princesa de Asturias.

Con esta disculpa, la Delegación de Gobierno acuerda “Condicionar la concentración comunicada para el día 23 de Octubre de 2015, entre las 17 y las 20 horas, en la Plaza de la Escandalera de Uviéu fijando el lugar de concentración en dicha plaza en su tercio más cercano a la calle San Francisco, dejando libre la salida del parking que allí se encuentra.

Se advierte expresamente al convocante de la ilicitud de la concentración que pudiera llevarse a cabo en otro lugar diferente al expuesto”

Obviamente, lo que pretende con esta burda maniobra el Delegado del Gobierno es hacer invisible la protesta ante los invitados a la ceremonia de los premios y ante la prensa encargada de cubrir el evento.

En 2013 y en 2014, ante la intención de la Delegación del Gobierno en Asturies de desplazar la protesta a lugares que dificultaran o impidieran su trascendencia pública, los trabajadores y trabajadoras de Cajastur/Liberbank tuvimos que acudir ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturies para defender los derechos de reunión y manifestación. En ambos casos, el TSJA nos dio la razón, autorizando la concentración en La Escandalera, que se llevó a cabo sin ningún tipo de incidente.

El Delegado del Gobierno en Asturies pretende, una vez más, que sólo sea visible la Asturies de charanga y pandereta y pretende que una ceremonia que pagamos todos los ciudadanos y ciudadanas, sea un espectáculo cortesano para unos pocos privilegiados, una Asturies convertida por unos días en una Aldea Potemkin de cartón piedra, donde no se pueda oír la voz de la Asturies real con 100.000 parados y paradas, cierres de empresas, ERES generalizados para despedir a bajo coste y recortar salarios, privatizaciones y recortes en enseñanza, sanidad y administración pública, el atraco de la privatización/liquidación de Cajastur, los recortes brutales a sus trabajadores y trabajadoras y la estafa a los ahorradores de las preferentes y la deuda subordinada, la liquidación de la minería, la congelación de las pensiones y los salarios de los funcionarios y funcionarias, la corrupción política y tantas otras situaciones injustas que nos están llevando al abismo social.

Igualmente, el Delegado del Gobierno en Asturies intenta recortar más aún el derecho a la protesta social y pretende que los afectados por la crisis no podamos ni siquiera manifestarnos en lugares donde nos tengan que oír los responsables de dicha crisis.

Considerando que las alegaciones de la Delegación de Gobierno no desvirtúan en absoluto el derecho de reunión y de manifestación, la CSI presentará, un año más, recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturies.