Dictada sentencia que considera delitu la participación nuna manifestación llegal en protesta polos despíos de la cafetería’l Grupo Covadonga.

Una sosprendente sentencia que considera delitu la participación nuna manifestación llegal en protesta polos despíos de la cafetería’l Grupo Covadonga.

Condergaos/es al pagu d’una multa cuatro trabayadores de la cafetería del Grupo Covadonga y el Secretariu Xeneral de la CSI por un delitu d’amenaces leves.

Güei conocimos la sentencia del Xulgáu d’Instrucción númberu 4 de Xixón pola denuncia alrodiu d’una manifestación llegal que, pa protestar escontra los despíos na cafetería’l Grupo Covadonga, tuvo llugar el 16 de febreru de 2017 y acabó delantre’l llocal propiedá d’ún de los socios de diches cafeteríes.

Cabe recordar que, incumpliendo la obligación de subrogar a les y los trabayadores, los nuevos alxudicatarios de la cafetería’l Grupo Covadonga procedieron a despediles a toes y toos y que, gracies a les movilizaciones, al sofitu de les socies y socios del Grupo y a la solidaridá d’otros coleutivos (pervaloratible’l de les compañeres de les cafeteríes del Campus de Viesques, que siguen en llucha polos sos puestos de trabayu), algamóse roblar un alcuerdu pol que les y los trabayadores despedíos fueron realmitíes y realmitíos, colo que se dio por acabáu satisfactoriamente’l conflictu llaboral.

El vienres pasáu tuvo llugar el xuiciu deriváu de la denuncia de la esposa del propietariu del llocal onde acabó la manifestación llegal del día 16 de febreru, que acusaba a cuatro trabayadores de la cafetería’l Grupo Covadonga y al Secretariu Xeneral de CSI (sindicatu convocante de la protesta) por supuestes amenaces.

La xueza nun permitió declarar a les y los testigos de la defensa (tampoco a les y los de la acusación que, polo visto, nun yéren necesarios pa condergar a les y los acusaos del tremendu delitu de participar nuna protesta llaboral). Sigún la sentencia “los integrantes de la manifestación a través del megáfono y coreados por el grupo profirieron la expresión “la próxima visita será con dinamita”, afirmación ésta que se refuerza por el hecho de que “el audio aportado por la acusación se escucha perfectamente como un grupo profiere dichas expresiones”.

O seya que, sigún esta sentencia, un grupu de persones que taba ente les y los 200 manifestantes (sigún l’informe policial) que participaron na protesta glayó “la próxima visita será con dinamita” y, polo tanto, ensin necesidá d’identificar a quienes glayaron dicha frase supuestamente delictiva y ensin que en dengún párrafu de dicha sentencia se afirme nin se intente prebar que quienes la profirieron fueron les y los acusaos, condérgase a les y los cuatro trabayadores en llucha pol so puestu de trabayu y al Secretariu Xeneral de la CSI al pagu d’una multa de tres meses de multa diaria de 8 euros (720 euros en total) o un día de privación de llibertá por cada dos cuotes non satisfeches.

Tou un exemplu d’esta clase de xusticia (o xusticia de clase) que, como les serpes, namás pica a quienes van descalces y descalzos y nun ye ciega, sinon llixeramente estrábica, yá que namás mira pa un lláu y que paez indicar que, énte los atropellos a los derechos de la clase trabayadora y a los despíos inxustos e illegales, namás mos queda la resignación, la protesta virtual por Facebook y, en casu de que salgamos a la cai, hemos molestar más bien poco y axustar les consignes a lo políticamente correuto.

¿Tendremos que glayar entos “Perdone que lu molestemos, estimáu empresauriu despedidor, pero mos prestaría que,cuando-y venga a bien, reconsiderase la so postura d’echanos a la cai, más que nada pa que nós y les nueses families podamos enllenar la barriga ensin necesidá de dir a un comedor social”?

Demasiao llargo, quedaríemos ensin resuellu y el megáfonu ensin piles.

¿Quiciaves, en vista d’esta sentencia, hemos corear un pareáu como “Vivan los despíos, tenémoslos merecíos” pa nun ser acusaes y acusaos d’amenaces?

Demasiao servil, tovía pa estos escuros tiempos que cuerren.

En tou casu, una llaceriosa sentencia que nun va torganos siguir vindicando los derechos de la clase trabayadora.

A siguir na amarraza y agora más que nunca: que viva la llucha de la clase obrera!!