A proposito de los despidos nel RGC Cultura Covadonga

Comunicáu de la CSI:

1- El xueves día 12 caltúvose una xunta, nes instalaciones del RGC Cuadonga, cola nueva axudicataria de les cafeteríes. Concretamente con
unu de los socios de La Bona Vida Tonada S.L.

2- Mientres la xunta esplíconos la so postura y nós, como representantes de el trabayadores, treslladamos la nuesa. Dempués d’una llarga y cordial conversación plantegamos como alternativa a los indeseados despidos la posibilidá de faer un ERE suspensivu de contratos hasta la finalización de les obres previstes, col compromisu espreso de qu’una vegada reiniciada con normalidá l’actividá empresarial el trabayadores serien reincorporaos a los
sos puestos de trabayu. D’esta forma llindaríense los perxuicios tantu pa una, como pa otra parte. Comprometer a danos respuesta’l llunes 16.

3- El llunes 16, por aciu conversación telefónica, la propuesta ye refugada y dízsenos que van prescindir de 8 o 9 persones y faciendo un esfuerzu porque realmente sóbren-yos toos. Con argumentos, al nuesu entender poco afortunaos, dízsenos que precisen xente con otru perfil pol tipu de negociu que piensen enllantar. Sostiense que son xente bien mayor y con escasa formación.

4- Decidimos contactar col presidente del RGC Cuadonga, pos lleíu’l pliegu de condiciones
d’axudicación, entendemos qu’esti nun s’afai, tocantes a el so cumplimientu, col noble propósitu qu’escuerre al incluyir nel pliegu de condiciones
la obligación per parte del axudicatariu de subrogar a los antiguos trabayadores.

5- El miércoles 18 axuntamos col presidente del RGC Cuadonga y parte de la directiva pa esplicar
la situación y tratar de dar salida a esta. vuelve proponese la solución tresmitida a l’axudicataria y solicítase-yos la so intervención pa esixir que se cumpla íntegramente el pliegu de condiciones, yá que nun creemos que la intención del presidente del Grupu, nin de la so xunta directiva, fora l’incluyir como un condicionante la subrogación del personal pa coyer les cafeteríes y de siguío permanecer impasibles mientres se despide a la metá de la plantiya, dando la so bendición al mal proceder del nuevu axudicatariu.Dicímos-yos que apautar subrogar, non subrogar y a otru día
despidir.

6- El mesmu miércoles 18 solicitamos, como socios del RGC Cuadonga, el contratu fechu pela so parte con La Bona Vida Tonada S.L., calteniéndonos a día de güei a la espera de la so entrega.

7- A la fin de la tarde del xueves 19 treslládasenos documentalmente una propuesta d’alcuerdu onde se propón la creación d’una bolsa d’empléu, qu’inclúi a el trabayadores despidíos. Fálase telefónicamente col presidente del RGC Cuadonga y dízse-y qu’esi documentu ye papel moyáu y
que nun garantiza nada, yá que solo confirma’l despidu de el trabayadores.Diznos que faigamos nós el documentu y que cuntemos col aval del
RGC Cuadonga.

8- Na mañana del vienres 20, a primer hora de la mañana unviamos un posible documentu d’alcuerdu qu’a cencielles ye refugáu.

Puede concluyise que los argumentos que remana’l nuevu axudicatariu (La Bona Vida Tonada S.L.) pa despidir a estes trabayadores nun se sostienen.

Propónse una solución hasta la continuación plena de l’actividá, que relativiza perxuicios tantu a una parte como a otra, y ye refugada.

Ignórase, nuna postura carente de toa sensibilidá, la posibilidá d’impartir formación a el trabayadores y a cencielles pretende prescindise d’ellos
como si fuera mercancía caducada.

Sabemos qu’una vegada se retome la plena actividá empresarial la plantiya va amontase hasta un númberu próximu a les 40 persones. Agora mesmu ta llegándonos la información de qu’hai nuevu personal trabayando, polo qu’escarez
de coherencia dicir agora nun los contrato pero depués sí. La pretensión, y saber, ye que sía nunca.

El papel del RGC Cuadonga nun puede ser el de mirar pa otru llau, validando esti tipu d’actuaciones,
y tratando de cubrir l’espediente con propuestes documentales pa inocentes que nun garanticen nada. Nun quepe na cabeza del
común de los mortales que daquién te despida, te abone la indemnización correspondiente, te meta nuna bolsa d’empléu y a los trés meses, una vegada remataes les obres previstes, te vuelva contratar. Ye un insultu a la intelixencia.

Equí solo cabo una solución, la reincorporación inmediata de el trabayadores o un alcuerdu que garantice’l so reincorporación al puestu de trabayu una vegada volver a entamar l’actividá. Nun sirven componedorios. El RGC Cuadonga nun puede ser nin
permisivu, nin corresponsable con esti tipu d’actuaciones asitiaes nes antípodes de cualquier tipu de responsabilidá social y por tantu bien alloñaes de los
valores qu’el RGC Cuadonga promueve.