Juicio por unas condiciones laborales dignas de las y los intérpretes de Lengua de signos

COLECTIVO DE INTÉRPRETES DE LENGUA DE SIGNOS (ASTURIES)

El Colectivo de Intérpretes de Lengua de Signos para el alumnado sordo ha demandado a la Consejería de Educación y a la Empresa de Trabajo Temporal Atlas-Adecco:

-Porque la Consejería de Educación no debe delegar ningún aspecto de la Enseñanza, mucho menos la Atención a la Diversidad, en empresas privadas. La Educación debe ser pública también para el alumnado sordo.

-Porque la Consejería de Educación no debería permitir que las ETTs hicieran negocio en la Educación Pública.

-Porque somos personal especializado, pero nos subastan, a través de Empresas de Trabajo Temporal, como a mobiliario, con sueldos de miseria y sin derechos laborales.

-Porque ADECCO es la adjudicataria del servicio, pero se limita a cobrar la licitación y se desentendiende por completo de la adecuada gestión del Servicio, causando, con ello, una grave discriminación para el alumnado sordo.

Los trabajadores y trabajadoras intérpretes de lengua de signos para el alumnado sordo han dado comienzo a movilizaciones para reivindicar unas condiciones dignas de trabajo.

Las movilizaciones continuarán hasta el próximo 26 de mayo, día en el que tendrá lugar la vista del juicio por la demanda de estos trabajadores y trabajadoras contra la Consejería de Cultura y la Empresa de Trabajo Temporal “Atlas-Adecco”.

COMUNICADO DEL COLECTIVO DE INTÉRPRETES DE LENGUA DE SIGNOS DE ASTURIES

El colectivo de Intérpretes de Lengua de Signos que prestamos nuestros servicios en los centros educativos sostenidos con fondos públicos, queremos denunciar, una vez más, que la Consejería de Educación del Gobierno asturiano mantiene a los y las intérpretes de lengua de signos para el alumnado sordo en la más absoluta esclavitud laboral. Con contratos miserables a través de las Empresas de Trabajo Temporal, permitiendo que empresas privadas hagan negocio en los centros educativos asturianos, recibiendo dinero público por gestionar nóminas y mantener a sus trabajadores y trabajadoras en una más que cuestionable legalidad.

La Consejería de Educación mantiene, de esta forma, unas condiciones laborales intolerables para los y las profesionales, con salarios de 400 € al mes, despidos arbitrarios y la más absoluta indefensión ante la ausencia de cualquier tipo de derecho laboral.

Esto está provocando unas condiciones laborales pésimas para los y las profesionales y graves defectos en la atención al alumnado que precisa de estos servicios para acceder al currículum en igualdad de condiciones que sus compañeros y compañeras oyentes.

Y no son sólo los y las intérpretes de lengua de signos quienes quedan abandonados y abandonadas a su suerte, sino también el propio alumnado sordo, que solo disfruta de la asistencia de intérprete durante una parte de la jornada lectiva, con todo lo que ello supone de discriminación y de ausencia de igualdad de oportunidades frente al alumnado no sordo.

Teniendo en cuenta que desarrollamos nuestra labor en coordinación con el equipo docente y con el departamento de orientación, siguiendo directrices de éste y del Equipo Regional para la atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo; exigimos a la Consejería de Educación que pongan fin a la cesión ilegal y subcontratación de los y las intérpretes.

Exigimos, en concreto, lo siguiente:

-Incorporación a la plantilla de Personal Laboral de la Administración Asturiana.

-Jornadas laborales completas que recojan las horas de atención directa con el alumnado, las horas de preparación de materiales y vocabulario y las horas de coordinación con el resto del equipo educativo.

-Contratos anuales y no por cursos académicos.

-Reconocimiento de la antigüedad en el desempeño de nuestras funciones con carácter retroactivo.

Hasta la puesta en marcha de estas medidas, solicitamos, con carácter urgente, que no se prorrogue la adjudicación actual, que finaliza este curso, y se ponga en marcha la convocatoria de un nuevo concurso en el que se elaboren unos pliegos de condiciones que eviten la precarización que venimos sufriendo. Estos nuevos pliegos han de garantizar:

-Subrogación del personal en caso de cambio de empresa.

-Aplicación del Convenio Colectivo General de Centros y Servicios de Atención a Personas con Discapacidad, donde se recoge nuestra categoría profesional y un salario mínimo garantizado.

-Jornadas laborales completas que recojan las horas de atención directa con el alumnado, las horas de preparación de materiales y vocabulario y las horas de coordinación con el resto del equipo educativo.