Festival aéreu Non en Xixón, cola guerra nun se xuega

L’ayuntamientu de Xixón ya anuncia qu’un añu más el día 24 de xunetu a les 12:00 h tendrá llugar el XI Festival aéreo de Xixón.

Cada díi tenemos más claro que nun queremos nengún festival que publicite les intervenciones militares, y les maquille d’actu festivu. Nun queremos un festival aéreo en Xixón, viendo les guerres y les sos consecuencies. Viendo’l tratu inhumano que recibe los pueblos mientres a cañonazos falen de paz, de la so paz, la de los bancos y les grandes fortunes.

TOES ESCONTRA’L FESTIVAL AÉREU DE XIXÓN

NON A LA GUERRA

Comunicáu Plataforma Non al gastu militar:

¡Con la guerra NO se juega!

Desde el año 2006 se viene celebrando anualmente en Gijón el llamado festival aéreo, consistente en el desfile de unidades del ejército del aire, la marina, el cuerpo de paracaidistas, así como pilotos civiles de acrobacias y equipos de extinción de incendios y salvamento. Además recientemente (mayo de 2010) también se ha
desarrollado en esta ciudad una jornada en el marco del día marítimo europeo consistente en demostración de ejercicios de las fuerzas navales de la OTAN y del ejército de mar entre otras.
Consideramos que este tipo de eventos, presentados ante la ciudadanía como atracción turística, enmascaran en realidad actos de propaganda de los ejércitos y las fuerzas militares para mejorar su imagen pública y disminuir la percepción negativa que de ellos tiene la sociedad.
La atracción que supone la observación de acrobacias o de alta tecnología se usa como
excusa para acercar a la sociedad el poder militar del Estado español, tratando de convencer al público de que las armas no son tan peligrosas y que son necesarias para defender la paz. Mientras tanto España continúa teniendo presencia militar en conflictos internacionales y sigue exportando armas a países dónde no se respetan los derechos humanos, convirtiéndonos así en cómplices de las guerras que ocurren en países alejados del nuestro.
Además, estamos en un contexto de crisis económica en el que se nos pide a la ciudadanía hacer un esfuerzo y se recorta el presupuesto para prestaciones básicas o servicios públicos, incluida la disminución de la ayuda a la cooperación al desarrollo en 800 millones de euros, mientras que el gasto en investigación militar, directo e indirecto, y el mantenimiento y mejora del ejército representan un gasto aproximado de 24.000 millones de euros. Muy superior al gasto en educación, servicios sociales, administración pública (funcionariado) y pensiones, que han visto recortados ampliamente su presupuesto este año y probablemente seguirá en los siguientes.
Este tipo de actos suponen un gasto muy elevado y totalmente superfluo para las
arcas públicas, a pesar de que se quiera justificar como una inversión que traerá beneficios a la ciudad de Gijón. Sería muy interesante conocer el costo real de esta actividad pero no hay transparencia. Lo que se cuenta es que se reduce el presupuesto
público, siendo compensado con patrocinadores privados como EADS Casa; empresa con la que el estado español mantiene un contrato de armas desde 1997 por valor de 20.000 millones de €. Este dato sólo ayuda a hacernos dudar aún más del valor lúdico
de la actividad en favor de un valor publicitario y de lavado de imagen del ejército.
Creemos que es vergonzoso que en un país con más de 4 millones de personas desempleadas, 125.000 personas pobres en Asturias, se continúe aumentando año tras año la aportación a los gastos militares y despilfarrando cantidades ingentes de dinero de los y las contribuyentes en festivales de exhibición militar.
Queremos reivindicar unos principios de paz y no violencia, en los que fundamentamos nuestra repulsa hacia el belicismo que se oculta tras este festival, y bajo el que subyacen los mismos valores de violencia, obediencia acrítica y desprecio por la vida humana que constituyen la base de los ejércitos. Y creemos que no es coherente que una ciudad abierta como Gijón, que manifiesta públicamente su preocupación por la solidaridad, la paz, el medio ambiente o la interculturalidad, albergue este tipo de actos.
Por todo ello las personas y organizaciones firmantes de este manifiesto solicitamos que el Ayuntamiento de Gijón se oponga a la realización de eventos de carácter militar en la ciudad de Gijón y trabaje en pos de una sociedad libre de ejércitos.