Desestimada la demanda del xefe uxetista Donaire contra’l nuesu compañeru Cándido

Güei conocimos la sentencia derivada del xuiciu plantegáu por Serendén, secretariu xeneral de MAC-UXT contra Cándido y la revista Atlántica XXII por una información publicada alrodiu de la corrupción de la UXT.

Na sentencia reconocen toos y cada unu de los fechos que se-y imputaben a tan alto dirixente de la UXT: la propiedá d’una moto (regalada pola empresa Suzuki al nun poder probar la so alquisición llegal), la pertenencia a diversos conseyos d’alministración de múltiples empreses, la propiedá d’un pisu en primer linea de la sablera de Poniente (Xixón), y l’usu privativu d’un coche d’alta gama perteneciente a la UXT. A tou ello debemos d’añedir nosotxs que tien unos ingresos cimeros a 5.000 € mensuales como s’afirmó nel desenvolvimientu del xuiciu.

El maxistráu conclúi que nel artículu de la revista lo que se pretendía yera poner de manifiestu “una contradicción ente un determináu estilu de vida y la condición de sindicalista”. En consecuencia la sentencia absuelve a Cándidu pos namá realizó una crítica a “la forma en que’l demandante exerce’l so llabor sindical”.

Todxs podemos entender agora, por si inda nun lo teniemos claro, el por qué la UXT actúa non como defensor de lxs trabajadorxs sinón como sofitu al sistema capitalista al entrar nel engranaxe d’ataques a los derechos de clase obrera, engaños y corruptelas, temes bien d’actualidá. Por eso prefieren les negociaciones al traviés de los sos dirixentes y non de les asamblees, por eso roblen ensin nengún tipu de llucha cuantos ERE’s atopen pol camín, y despidos póngan-yos na mesa. Y enriba la UXT, nesti casu teniendo como voceru a Donaire, siéntense ofendíos y demanden a un trabayador cola pretensión de llograr una importante cantidá de dineru, en concretu 30.000 €. Como sinón chuparen yá bastante.

De nuevu tenemos que felicitar a Cándidu y a la nuesa organización por esti trunfu, recordando y glayando entá con más fuerza que’l TRABAYU NUN SE VIENDE, DEFÉNDESE!