LA CSI DENUNCIA, ANTE INSPECCIÓN DE TRABAJO, A LA FUNDACIÓN DEPORTIVA MUNICIPAL DEL AYUNTAMIENTO DE AVILÉS, POR POSIBLES IRREGULARIDADES EN LAS OBRAS DE LA PISCINA DE LA MAGDALENA

La Corriente Sindical d’Izquierda (CSI) ha denunciado, ante la Inspección de Trabajo, a la Fundación Deportiva Municipal del Ayuntamiento de Avilés, por posibles irregularidades en las obras de la piscina municipal de La Magdalena, que podrían tener repercusiones en la salud laboral de los trabajadores y trabajadoras, así como en la salud de los usuarios y usuarias.

La CSI había denunciado previamente, también ante Inspección de Trabajo, el mal estado de los recubrimientos de poliuretano del falso techo de la cubierta de la piscina y de los tubos de ventilación, que provocaba la dispersión de polvo y partículas en el ambiente y podrían afectar a la salud de quienes pudieran respirar dicho ambiente, es decir, trabajadores, trabajadoras, usuarios y usuarias.

Por tal razón, la Inspección de Trabajo, personada en la piscina de La Magdalena, junto con los responsables municipales de las obras y el equipo responsable de Prevención de Riesgos del Ayuntamiento, dieron por solucionado el tema argumentando que en dichas obras se había procedido a la sustitución de todos los recubrimientos de poliuretano.

Asimismo, la Inspección de Trabajo y el Servicio de Prevención de Riesgos del Ayuntamiento de Avilés instaron a la Fundación deportiva Municipal a aplicar una vigilancia específica de la salud de los trabajadores y trabajadoras que hubieran podido estar afectadas.

Sin embargo, a día de hoy y después de la reapertura de las instalaciones, posterior a la realización de las obras realizadas en 2015, se ha constatado que el referido recubrimiento de poliuretano continúa recubriendo todos los conductos de aire acondicionado que se encuentran en el sobretecho, tal y como estaba antes de iniciar las obras, así como en gran parte de las paredes, sin que se procediese a su retirada durante las citadas obras.

Asimismo, la Fundación Deportiva Municipal no ha comunicado estos hechos, ni de forma verbal ni escrita, a ningún trabajador o trabajadora ni, por supuesto, ha realizado acción alguna para adoptar las medidas de vigilancia y control recomendadas por la Inspección de Trabajo y el Servicio de Prevención de Riesgos, a fin de verificar las condiciones de salud y seguridad de los trabajadores y trabajadoras que desempeñan sus funciones en dicho puesto de trabajo, tanto personal de la propia Fundación como de empresas auxiliares y usuarios y usuarias.

Por todo ello, la CSI ha presentado una nueva denuncia ante la Inspección de Trabajo y exige una investigación sobre las obras realizadas en la piscina municipal de La Magdalena, así como poner en marcha, urgentemente, las medidas de control y vigilancia de la salud de los trabajadores y trabajadoras de las piscinas municipales avilesinas.

(Fotografías de las distintas denuncias de la CSI, sobre los recubrimientos de poliuretano).