Comunicado de lxs trabajadores del SERIDA (Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario)

CSI-SERIDA (Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario)

Desde la de la Corriente Sindical d’Izquierda en el SERIDA queremos denunciar la pésima gestión de personal y el incumplimiento sistemático del Convenio Colectivo, por parte los responsables de su gestión y dirección.
El SERIDA como organismo público se crea tras un conflicto laboral surgido por un intento de privatizar el servicio en 1999, después de 342 días de encierro y lucha en la calle que culminan con el fracaso de su privatización.
Sin embargo, 17 años después y gracias a la nefasta gestión de varios directores, entre ellos Koldo Osoro, investigado por presuntos delitos, tenemos que volver a reivindicar la gestión pública del SERIDA, tanto en la prestación del servicio como en la gestión de personal, ya que este Servicio Regional ha ido degenerando y convirtiéndose en un cortijo del PSOE.
Y todo ello con el respaldo de la SRa. Consejera Mª Jesús Álvarez, a su vez Presidenta del Consejo Rector del SERIDA. Desde estos cargos hace oídos sordos a las continuas denuncias presentadas por la CSI y a las que no se digna contestar.
El clientelismo laboral que denunciamos consiste en:
1-La constante contratación de asistencias técnicas para no cubrir vacantes de estructura ya que resulta más barato, por tratarse de empleo precario y, a la vez, les permite elegir empleados a la carta sin someterlos a la Ley de Acceso a la Función Pública, es decir, a criterios de capacidad, igualdad y merito.
2-El uso constante de “comisiones de servicio” para cubrir puestos de jefaturas. Por este sistema solo se pueden ocupar dichos puestos por un tiempo máximo de dos años, pero, de forma habitual, las jefaturas se convierten, por arte de magia, en indefinidas, impidiendo que se ocupen en propiedad por concurso público.
3-El cese del Jefe de Personal, mediante una “atribución provisional de funciones”, en un momento crítico, por la llegada del nuevo Director Gerente, quedando el SERIDA sin Jefe de Personal durante 3 meses, pero cobrando del SERIDA durante este tiempo ya que ejerce sus funciones en otra Consejería (difícil de entender este término técnico).
4-La falta de predisposición para solucionar los conflictos laborales como el que existe en el Centro de La Mata, en Grau, que surge por una resolución en la que se “encomiendan funciones de superior categoría” a un operario, sin que exista causa previa que la justifique ya que en el centro hay 6 oficiales y un operario y los oficiales realizan funciones de operario diariamente. Por tanto no tiene sentido dicha encomienda salvo el premiar al acólito de turno.
Todo esto está organizado por el Coordinador del centro, Valentín Prieto, que ocupa dicho puesto en “comisión de servicio”
La CSI ha quedado en solitario en la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, ya que el resto del Comité de Empresa entiende que este tipo de gestión de personal a la carta es legal.
Por otra parte, el nuevo Director Gerente, Ramón Juste, que venía a “romper tensiones” según declaró en sede parlamentaria, ha delegado la resolución del conflicto en el Secretario General Técnico de la Consejería, el cual se reunió con el Comité de Empresa en una sola ocasión desde julio de 2015, ¿Dónde está la predisposición a romper tensiones?.
La CSI propone una negociación amplia para todos los operarios y operarias del SERIDA y no solo para uno de ellos.
Desde la CSI en el SERIDA entendemos que estos son motivos suficientes para convocar movilizaciones exigiendo que este cúmulo de despropósitos, gestión deficiente, clientelar y partidista, terminen ya para no llevar al SERIDA a un futuro incierto donde las consecuencias las vuelvan a pagar los trabajadores y trabajadoras, que no tienen ninguna función en la gestión de este Servicio Regional, como ya ocurriera en el extinto CIATA.