LA CSI CONFIESA LA SO PARTICIPACIÓN NA CONSPIRACIÓN ESCONTRA LA EURODIPUTADA ÁNGELA VALLINA

La Corriente Sindical d’Izquierda quier confesar públicamente la so participación na trama conspirativa descubierta n’Avilés escontra la eurodiputada Ángela Vallina.

Importantes dirixentes de la CSI confesaron qu’en dicha trama tamién tán implicaos los servicios d’Urxencies del Hospital San Agustín, la Policía Llocal d’Avilés, importantes representantes de diversos medios de comunicación, los propietarios del chigre onde tomó la botella de sidra, los diseñadores de los zapatos que prevocaron la so mancadura y los Servicios d’Intelixencia y Contraespionaxe d’Irán y Venezuela.

Estos mesmos dirixentes sindicales tamién confesaron que, como yá ye del dominiu públicu, por cuenta de la inmeyorable situación económica de la que gocien tolos y toles trabayadores, la Corriente Sindical d’Izquierda nun tien otra ocupación nin otros problemes qu’iguar, como’l paru, los despidos, los pieslles d’empreses, etc., polo que dedica tolos sos esfuerzos al siguimientu, acoso y derribuu de la eurodiputada Ángela Vallina.

BROMES APARTE

Más allá de la ironía, en casu de ser ciertos los fechos espublizaos nos medios de comunicación, dende la Corriente Sindical d’Izquierda queremos manifestar lo siguiente:

1-La presunta interrupción d’unos servicios críticos, como los servicios d’urxencia hospitalarios, constitúin infracciones pergraves del nuesu ordenamientu xurídicu (Llei de Seguridá Ciudadana, Códigu Penal, etc), amás del dañu que podría causase na salú del restu les persones que tán siendo atendíes en dichos servicios d’urxencies.

2-El fechu de permitir, en casu de qu’asina fora, ser llevada a Urxencies nun automóvil conducíu por una persona n’estáu d’embriaguez, supón una irresponsabilidá intolerable pa cualisquier ciudadanu o ciudadana, entá más pa una diputada europea de la que s’espera un comportamientu cívicu exemplar.

3-Si’l relatu de los fechos espublizaos polos medios de comunicación respuenden a la realidá de asoceder, la eurodiputada Ángela Vallina tien de dimitir darréu del so cargu, pidir disculpies públicamente y asumir les responsabilidaes penales y polítiques que pudieren derivase.