Continúan los riesgos pa la salud na piscina municipal avilesina de la Magdalena, magar les obres realizades

La piscina municipal de La Madalena, n’Avilés, sigui sufriendo incidencies na so reapertura, que provoquen riesgos pa la salú d’usuarios y trabayadores.

Dempués de casi 5 meses de zarru, pa la realización d’obres con un presupuestu conocíu de 75.000 €, la piscina de La Madalena abrió les sos puertes coles sableres (zones averaes a l’agua) n’estáu de suciedá, col agua d’un collor verde intensu y un fuerte golor indetermináu.

El nuevu aparatu de midía de parámetros, con un costo de 6000 €, atopábase fora de funcionamientu y l’agua desaxeradamente frío y perbaxu la temperatura llegalmente establecía, de forma que tuvo qu’anulase, sobre la marcha, l’entamu la campaña escolar de natación.

Por si esto fuera pocu, delles usuaries del primer cursín de la mañana salieron del so bañu con mareos y malestar llegando, dos d’elles, a presentar arcaes al salir del agua.

Una de les responsables municipales de Prevención de Riesgos presentóse na piscina a les 09:00 h. y la so inspeición dictaminó que nun esistía dengún problema.

Sicasí, a les 12:35 una intensa borrina cubrió l’interior del recintu y l’aire fíxose irrespirable, polo que la piscina tuvo d’evacuase temporalmente. Cinco minuto dempués, el xefe caltenimientu aseguró que “petare” una maquina pero que yá taba iguao y too taba en perfectu orde.

Pa la CSI resulta impresentable dafechu que dempués de 5 meses d’obres, atopemonos con que diches obres nun sirvieron pa nada y que la piscina de La Madalena siga suponiendo un riesgu pa la salú pública y de los y les trabayadores.

Paez ser que la seguridá y la salú nun figuren en ciertos diccionarios y que la impunidá de los responsables de poner en peligro la salud pública sigue siendo la norma. Nun podemos escaecer qu’estos responsables son los mesmos que taben cuando se produció la intosicación de 2008, con resultancies de 2 trabayadores xubilaos con mancadures irreversibles y un costo pal Conceyu d’unos 400.000 € en conceutu d’indemnizaciones y recargu prestaciones, ensin qu’esto apareyare la más mínima depuración de responsabilidaes.

Dende la CSI camentamos que nun podemos siguir esperando a qu’asoceda otru accidente grave por que se tomen les midíes de prevención y seguridá afayaíces pa la proteición de la salú nes piscines municipales.

(Fotografía del Parte Diariu de Control d’Incidencies de la piscina de La Madalena, na que’l responsable de dichu parte certificó lo que vien darréu:

-Agua bien frío y con un color verdosu sospechosu. Por orde’l coordinador de la FDM (Fundación Deportiva Municipal), cancélense los cursinos de natación escolar.

-09:30 h. Dos usuaries del cursín d’adultes de les 09:00 h. cólen diciendo que tán amoriaes.

-09:35 h. El cuadrante de la piscina Sáb. y Dom. ta mal plantegáu.

-09:36 h. Otros trés usuarios del cursín de les 09:00 h. abandonen el cursín colos mesmos síntomes.

-12:35 h. Enllénase la piscina de borrina y de un aire irrespirable. Mando, darréu, salir a la xente. Ta’l responsable de caltenimientu y diz que “petó” una máquina, pero que ta too bien. En 5’ torna entrar la xente).