1 de Mayo manifestación “Nun hai mordaza que valga”

CONTRA EL PARO Y LA PRECARIEDAD, CONTRA LA CORRUPCIÓN Y LA REPRESIÓN, NO HAY “MORDAZA” QUE VALGA.

CONVOCAN: CORRIENTE SINDICAL D’IZQUIERDA (CSI). CGT, SUATEA.

Un trabajo digno, una vivienda, un hospital, una escuela, la universidad, incluso las medicinas, la electricidad o el gas, empiezan a convertirse en lujos que las trabajadoras y trabajadores ya no podemos permitirnos. Hasta los propios alimentos dejaron de estar garantizados para todos y todas.

Mientras tanto, el dinero que necesitamos para sobrevivir se escapa por las alcantarillas de la corrupción, las estafas de la banca y los abusos de los grandes empresarios.

Pero las cárceles se vacían de corruptos y se llenan con quienes defienden y luchan por nuestros derechos más básicos. La condena a prisión de los 5 mineros de Zarréu, por socorrer a sus compañeros accidentados, pone en cuestión, incluso, nuestro derecho a salir con vida del trabajo.

Y para que ni siquiera podamos protestar, la Ley Mordaza convertirá nuestra sociedad en un campo de concentración donde cualquier forma de contestación puede conducirnos a la cárcel.

Para ponerle freno a esto, los trabajadores y trabajadoras no podemos confiarlo todo a una urna, ya sea política o sindical. Necesitamos otra forma de defender los derechos obreros, otra forma de hacer sindicalismo.

Un sindicalismo asambleario, para que los trabajadores y trabajadoras decidan de forma directa. Para que nadie decida por nosotros y nosotras.

Un sindicalismo sin liberados ni subvenciones. Sin vender nuestros puestos de trabajo. Sin aceptar ni firmar ni un despido ni un cierre de empresa más. Un sindicalismo sin claudicaciones, sin corrupción y sin traiciones.

Un sindicalismo cuyos representantes y portavoces defiendan los derechos de sus compañeros y compañeras y no los intereses de unas direcciones sindicales que ya no pueden acumular más corrupción y más fracasos y cuya dimisión es ya un clamor en toda Asturies.

Con estas bases, construiremos un sindicalismo diferente, que defienda los derechos de la clase obrera y eche fuera lo que nos sobra: el capitalismo, sus gobiernos, su banca y su patronal.