Manifestación ¡No a los tratados de libre comercio!

¡¡DI NO A LOS TRATADOS DE COMERCIO LIBRE!!
CON ELLOS ESTRUJARÁN TODAVÍA MÁS A LA CLASE OBRERA.

La Unión Europea está negociando en secreto -ni siquiera las diputadas nacionales y europeas tienen acceso a los borradores, lo que sabemos procede de filtraciones- algunos tratados de comercio libre con EEUU (TTIP), Canadá (CETA) y otros países (TISA y EPA). Esta actitud antidemocrática va en la misma línea que el contenido de los tratados, que supón, entre otras cosas, más explotación laboral y menos servicios públicos para la clase trabajadora y un paso más en la pérdida de soberanía de los estados pertenecientes a la UE.

Un objetivo importantísimo de estos tratados es que las corporaciones, grandes empresas y grupos financieros se apropien de lo que para ellos es un gran negocio: los servicios públicos. Imponen su privatización y prohíben la nacionalización de cualquier servicio público privado.

Una vez firmados los tratados por la Unión Europea, ningún país miembro podrá tomar ninguna medía hostil a ellos y se creará un órgano de gobierno internacional para obligar a su cumplimiento.
Los parlamentos y gobiernos de los estados de la UE no podrán tomar decisiones, como por ejemplo la mejoría de las condiciones laborales o la prohibición de actividades nocivas para la salud, que perjudiquen a grandes empresas, porque se creará un órgano de arbitraje (sistema de resolución de conflictos inversor-estado) que puede obligar al estado a indemnizar a estas empresas si considera que las leyes promulgadas las afectan negativamente.
Además, los tratados imponen que las normas respeuto a la protección del Medio Ambiente y la salud de EE.UU. y Canadá, más permisivas con la destrucción y menos estrictas con el principio de precaución, sean legales en la Unión Europea, amenazando nuestra salud y la de las generaciones venideras: la fracturación hidráulica para extracción de hidrocarburos (fracking), los alimentos modificados xenéticamente y la carne tratada con hormonas, etc. serán permitidas sin restricciones.
También se prohíbe cualquier medida proteccionista por parte los estados, por ejemplo en materia agroganadería. Las/os agricultores y ganaderas/os europeas se verán muy perjudicadas al enfrentarse con el sistema agroganadero norteamericano, más competitivo porque es muy intensivo e industrializado, latifundista y abusivo de sustancias tóxicas. Pero este en un afectará sólo a las campesinas y campesinos, también al conjunto la población, que ingerirá alimentos más nocivos.
Otro punto de estos tratados es la imposición de leyes de derechos de autora y patentes que van restringir fuertemente el acceso a la información, la educación, la investigación científica y la cultura, y que además se usarán para legitimar el espionaje a las internautas.

Si quieres informarte más puedes ver estos enlaces:


http://www.stop-ttip-ceta-tisa.eu/es/

Picu Rabicu