Villa y la minería: L’enguedeyu de l’antigua farsa

Demientres la fuelga la minería de 2012, dende la Corriente Sindical d’Izquierda llamábemos a la solidaridá de tola clas obrera asturiana con esta fuelga y pidíemos públicamente a los dirixentes del SOMA-UXT, ente otros, que tuvieren “al altor de los trabayadores de la minería, defendiendo los derechos reales d’estos trabayadores y abandonando vieyes postures que, nel pasáu, solamente supunxeron pieslles de pozos, perda de puestos de trabayu y especulación, cuando non corrupción, na xestión de los fondos mineros y de los recursos económicos d’Asturies, en xeneral, y de les cuenques, en particular.

Munches voces acusaron a la CSI d’intoxicadores, de prevocar la desunión de los mineros (la verdá ye que desconocíamos que teníemos tantu poder) y de querer sacar provechu de too ello.

Pero demientres esi mesmu añu, 2012, según les caberes noticies, el dirixente cimeru del SOMA y, probatiblemente, del PSOE, acoyíase a una amnistía fiscal. La consiguiente investigación de la Fiscalía, probablemente va descubrir que too esto nun ye más que la punta d’un iceberg que, magar constituya tou un notición nel restu l’Estáu, equí, n’Asturies, nun ye más qu’un secretu a voces.

Quiciabes lo peor de too sía que, demientres dalgunos (ye improbable que Villa tuviere actuando solu en tou esti enguedeyu) faíen negocios fraudulentos, cientos de trabayadores arriesgábense a ser deteníos y enxuiciaos pola so participación nes movilizaciones mineres.

Naquella fuelga y nos xuicios qu’agora tán teniendo llugar, los y les trabayadores paguen con multes millonaries y decenes d’años de pidimientu de cárcel, les consecuencies d’una llucha que pa Villa y el so círculu suponía un auténticu botín de perres y poder.

En 2012, la CSI dicía: “Nun vamos dexar qu’acaben con Asturies y les mines”. Agora, dientro d’unes selmanes, van tener llugar les eleiciones sindicales n’Hunosa. Y na CSI siguimos calteniendo lo que diximos.

Los trabayadores d’Hunosa tienen dos opciones: siguir enllenando los Comités d’Empresa de banduyos agradecíos, cuando non corruptos, o dar pasu a otru sindicalismu construyíu dende l’autoorganización obrera, penriba les direiciones sindicales o polítiques y col únicu oxetivu de defender los derechos obreros.

Esta vegada nun hai escusa.