Más multes a los y les trabayaores por protestar escontra’l saquéu de Caxastur

L’alcaldesa de Xixón (Foro Asturies) aplica la Llei Corcuera (PSOE) arriendes d’una denuncia de la Policía Nacional, que depende de la Delegación de Gobiernu (PP).

Toos ellos, supuestos enemigos políticos que tienen un lema común: “Al obreru y al gurrión, perdigón”

La Corriente Sindical d’Izquierda (CSI) denuncia que’l Conceyu Xixón multa a dos trabayadores de Caxastur por una protesta de les Asamblees de Trabayadores en Llucha demientres el día de la Caxa na Feria d’Amueses.

Menos d’un mes dempués de tener llugar la protesta’l día de la Caxa na Feria d’Amueses de Xixón (9 d’agostu), a dos trabayadores de Caxastur, militantes de la CSI, únviennos trés multes por denuncies efectuaes pola Policía Nacional con ocasión d’una movilización de trabayadores de les empreses en cris.

A ún de los trabayadores impónen-y multa de 302 euros pola prevocación de reaiciones nel públicu qu’alterien o puedan alteriar la seguridá ciudadana na cellebración d’espectáculos públicos o actividaes recreatives” que concreten como “con ocasión d’una concentración non comunicada, el denunciáu falta al respetu a la policía en públicu, tocando una trompeta xuntal oyíu d’ún de los axentes en repitíes ocasiones”. Califiquen la falta como Grave.

A otru trabayador impónen-y dos multes estremaes polos mesmos fechos. Una multa de 90 euros (calificada como leve) por “alteriar la seguridá coleutiva o aniciar desordes nes víes, espacios o establecimientos públicos” por cuenta de que “con ocasión d’una concentración non comunicada, alteria l’orde públicu y la seguridá ciudadana, refartando y glayando a la Policía por motivos de la so actuación y tratando de torgar la identificación d’un concentráu”.

Otra multa de 302 euros (calificada como grave) pola prevocación de reaiciones nel públicu qu’alterien o puedan alteriar la seguridá ciudadana na celebración d’espectáculos públicos o actividaes recreatives” por, siempres según la denuncia policial, “con ocasión d’una concentración non comunicada, provoca reaiciones nel públicu qu’alterien la seguridá ciudadana, arengando a los mesmos col fin d’alteriar l’orde públicu, refartando y glayando a la Policía por motivos de la so actuación”.

La CSI denuncia especialmente l’actitú del Conceyu de Xixón, que la so policía municipal nun tuvo arte nin parte nesti asuntu. A la CSI cónsta-y que quien lo dirixen tán sumándose, con un entusiasmu dignu de meyor causa, a la persecución, al traviés de sanciones económiques, a la protesta social y llaboral.

Pa la CSI, resulta bien aleicionador el fechu de que, si hai daqué no que paecen tar totalmente d’alcuerdu partíos políticos supuestamente tan desemeyaos como Foro Asturies, PSOE y PP, ye na política de represión a quien s’oponen a les privatizaciones, los retayos, los despidos, el saquéu de lo público y la corrupción.

Evidentemente, los militantes de la CSI van recurrir les sanciones y a siguir na engarradiella polos derechos de los y les y trabayadores.