Declarados improcedentes los despidos en la empresa Cébrano

El Juzgado de lo Social nº 6 de Oviedo declaró IMPROCEDENTE el despido del que fueron objeto cinco trabajadores y trabajadoras de la Asociación Cébrano, condenando a la empresa a la readmisión o a la indemnización de los mismos.

La Asociación de Afectados por Daño Cerebral Sobrevenido (Cébrano) tenía un Centro de Apoyo a la Integración en Carbayín Alto (Siero), desde junio de 2007. El edificio es propiedad del Ayuntamiento y fue construido con fondos mineros. EL Ayuntamiento de Siero corría con los gastos de luz, agua y mantenimiento del edificio, además de donar fondos municipales por valor de 20.000 euros anuales. Los Ayuntamientos de Oviedo y Gijón también realizaban una aportación económica anual.

La Asociación se beneficiaba de subvenciones anuales de obras sociales de varias entidades bancarias como Cajastur, Caja Madrid y La Caixa y de entidades relacionadas con la discapacidad (COCEMFE, FEDACE). Los dos microbuses adaptados fueron donados por Cajastur. El último, en agosto de 2011, valorado en 58.000 euros.

Había plazas privadas (las más numerosas) y plazas públicas. Éstas eran financiadas por la Consejería de Bienestar Social. Los usuarios y usuarias de estas plazas públicas además pagaban terapias privadas. También acudían pacientes particulares a consultas privadas.

Se hacían terapias a domicilio y valoraciones. En Gijón había una consulta en el despacho del Hotel de Asociaciones del Ayuntamiento de Gijón y en Oviedo se prestaban servicios de rehabilitación en un despacho del Hotel de Asociaciones a través de un convenio con COCEMFE. El número de usuarios era el más numeroso desde la puesta en marcha de la Asociación.

En febrero de 2013 empieza una situación de impagos que se prolonga durante todo el año y finalmente, en diciembre, se cierra el centro de trabajo. Vendieron material de rehabilitación, mobiliario, los dos microbuses…y siguen debiendo 4 nóminas y la liquidación de los trabajadores y trabajadoras.