Solidaridad con las/los trabajadores/as de Unisono

Desde la sección sindical de la Corriente Sindical d’Izquierda en la empresa Instalaciones Eléctricas Sanvicente (contrata de EDP), queremos manifestar nuestro apoyo y solidaridad a los trabajadores y trabajadoras de la empresa UNISONO, también contrata de EDP, que se encarga del servicio telefónico de atención al cliente de EDP en Asturies.

Los empleados y empleadas de esta empresa han comenzado, el pasado 18 de Agosto, una serie de paros de una hora en cada turno, tres horas al día en total, todos los lunes, de momento, hasta el día 9 de Septiembre para exigir que la empresa UNISONO readmita a sus compañeros y compañeras despedidas y ponga fin al acoso constante que sufren los trabajadores y trabajadoras.

La empresa lleva meses despidiendo a empleados y empleadas con las excusa de la “disminución voluntaria del rendimiento de trabajo” y acosando al resto, obligándoles a reducir el tiempo de cada llamada y aumentando las gestiones a realizar, bajo la amenaza de despido.

Los empleados y empleadas sufren, desde hace años, contratos de trabajo de 5 horas diarias repartidas a lo largo de toda la semana, trabajando festivos y fines de semana y haciendo imposible conciliar el trabajo con la vida familiar; unas condiciones laborales que, legales o no, son aberrantes y explotadoras. Además de todo ello, esta empresa se permite el gran lujo de acosar a las trabajadoras con tácticas como las mencionadas anteriormente o llegando incluso a llevar a trabajadoras solas a una sala con varios directivos para “echarles la bronca”.

En CSI-Sanvicente consideramos a cualquier trabajador o trabajadora de cualquier contrata de EDP como compañero y compañera directa y nos solidarizamos con sus reivindicaciones, exigiendo que se cumplan de manera inmediata, ya que en la mayoría de contratas de EDP hemos sufrido y se sufren estas condiciones, que ya no se pueden llamar de precariedad, sino de rotunda explotación, mientras que EDP amasa beneficios millonarios y el recibo de luz y gas no deja de subir hasta las nubes en nuestros hogares.

A la entrada de UNISONO, cuya sede se encuentra en Xixón/Gijón y no en Madrid o Sudamérica, como puede pensar mucha gente, hay un cartel de varios metros de altura, instalado por EDP que reza: “MÁS DE 10 APASIONANTES AÑOS TRABAJANDO JUNTOS”; y no miente, el grado de explotación de los trabajadores y trabajadoras de UNISONO ya levanta pasiones en su sede todos los lunes y a EDP le apasiona enormemente la superplusvalía generada.

Mucho animo y fuerza, compañeros y compañeras de UNISONO.