Comunicado de la sección sindical de la CSI en el Plan Inserta del Ayuntamiento de Gijón

Hace unos días, los sindicatos CCOO y UGT, firmantes del Plan Inserta, ante las constantes denuncias que la Corriente Sindical d’Izquierda viene realizando respecto a las irregularidades, tanto en la consecución, como en las supuestas finalidades de dicho Plan, reconocieron de forma hipócrita y poco clara que los trabajadores y trabajadoras de este Plan son utilizados como mano de obra barata y precaria para cubrir las carencias municipales en distintos sectores que, de otra manera, tendrían que ser cubiertas por empleo más estable y de mejor calidad.

CCOO y UGT son perfectamente conscientes de que estos planes de empleo que vienen firmando desde hace años con convenios aparte del resto de empleados y empleadas municipales, sin los mismos derechos, con salarios de miseria, condiciones indignas y flexibilidad laboral total, vienen cubriendo necesidades y trabajos que el Ayuntamiento necesita realizar habitualmente.

Saben que trabajadores y trabajadoras de este Plan realizan su trabajo en mantenimiento de Centros Educativos, Obras Públicas, Jardín Botánico, Patronato Deportivo etc, sin tener en cuenta nada que no sean las necesidades del Ayuntamiento. Las “presuntas” finalidades de inserción en el mercado laboral de este personal no son más que una patraña para seguir vendiendo políticamente algo que en ninguna de sus formas cumple con lo escrito en el papel.

Los sindicatos CCOO y UGT saben también perfectamente que los contratos por Obra o Servicio hechos a éstos trabajadores y trabajadoras son 100% ILEGALES y deberían de convertirse en indefinidos; sin embargo, guardan un silencio vergonzoso.

Los sindicatos CCOO y UGT sabían también que en el Hípico se estaba imponiendo un horario ilegal a los trabajadores y trabajadoras de este Plan destinados allí, sin los respectivos descansos obligatorios, para suplir así la carencia de personal y evitar que se contratara más gente en la empresa Lacera, que se ocupa de la limpieza y mantenimiento durante el concurso internacional.

Los sindicatos CCOO y UGT saben que no se respetan los contratos de los trabajadores y trabajadoras en lo que se refiere al oficio para que fueron contratados y contratadas y, de esta forma, jardineros son obligados a ser pintores, albañiles a ser jardineros y pintores a ser limpiadores, sin otra explicación que las supuestas “necesidades del servicio”.

Los sindicatos CCOO y UGT saben que con 650 euros al mes ningún trabajador o trabajadora puede cubrir sus necesidades básicas de vivienda, comida y transporte y, sin embargo, firman un convenio que permite tales sueldos.

Los sindicatos CCOO y UGT no se ocupan para nada de los trabajadores y trabajadoras de estos planes, pero siguen aprovechándose de ellos y ellas para conseguir más delegados sindicales y más horas sindicales.

La Sección Sindical de la Corriente Sindical d’Izquierda ha denuncidado estos contratos y seguirá denunciandolos en futuros planes, mientras continúe este fraude manifiesto y claro, que va en contra de los intereses de los trabajadores y trabajadoras.