La CSI denuncia la desaparición de los fondos del Plan mixto del Ayuntamiento de Gijón

CSI-PLAN INSERTA (XIXÓN)

La Sección Sindical de la Corriente Sindical d’Izquierda en el Plan de Empleo Inserta en el Ayuntamiento de Xixón, quiere denunciar públicamente la desaparición de los fondos del llamado “Plan Mixto” que subvencionaba la contratación de trabajadores y trabajadoras de este plan por empresas de los sectores correspondientes.

Estos fondos han desaparecido sin ninguna explicación al respecto y sin que los sindicatos CCOO y UGT, firmantes de este Plan, hayan pedido ningún tipo de responsabilidad.

En estos momentos, trabajadores y trabajadoras del Plan Inserta que han ido a otras empresas a pedir trabajo, llevando por delante la supuesta subvención que había, se han encontrado con que no existía y que las promesas que se les habían hecho al comienzo del contrato, eran totalmente falsas.

Para la Sección Sindical de la CSI, ésto resulta un hecho muy grave que nadie ha denunciado, así como una falta total de interés de CCOO y UGT por el asunto, cuando no de complicidad manifiesta.

También queremos denunciar la paralización de obras empezadas dentro de este Plan Inserta, que el Ayuntamiento vendió políticamente como una supuesta ayuda a los parados y paradas, como es el caso de los Huertos de Ocio de Mareo. Tras una planificación desastrosa de la obra y gastar todo el dinero presupuestado en ella, una vez presentada públicamente como una alternativa para el gran número de personas en paro que tiene Xixón, la obra está totalmente parada y sin visos de que se reanude. Algo que tampoco ha sido reclamado por los sindicatos firmantes de este Plan.

Por otra parte, los trabajadores y trabajadoras del Plan Inserta están siendo utilizados constantemente por el Ayuntamiento como mano de obra barata para las labores habituales que, de otra forma, deberían tener sueldos y condiciones de trabajo mejores.

De esta forma se utiliza a trabajadores y trabajadoras contratadas para oficios concretos (jardinería, construcción, pintura, carpintería…), para todo tipo de labores, sin respetar ni categorías ni profesión. Con este Plan, el Ayuntamiento se dota de personal para todo por menos de 800 euros al mes (650 los peones) y con menos derechos que los trabajadores y trabajadoras de otras empresas municipales o subcontratadas.

La CSI ya ha denunciado la ilegalidad manifiesta de los contratos del Plan Inserta y suma ya 50 denuncias de trabajadores y trabajadoras del mismo.

La complicidad de CCOO y UGT con la Empresa, en este caso el Ayuntamiento, es una vergüenza para aquellos que se dicen defensores de los trabajadores y trabajadoras.

La CSI no va a consentir que la situación de crisis y paro sirva para precarizar y desregularizar el Empleo en la Administración pública y seguirá defendiendo los derechos de los trabajadores y trabajadoras, denunciando y plantando cara a estas situaciones injustas e ilegales..