Trabajadores del plan “Gijón Inserta” denuncian “el fraude” de sus contratos temporales

Un grupo de trabajadores y trabajadoras del Plan de Empleo Inserta del Ayuntamiento de Xixón, a iniciativa de la Sección Sindical de la Corriente Sindical d’Izquierda, han decidido reclamar la ilegalidad y fraude de los contratos temporales de dicho Plan.
Se hace una reclamación en el Registro del Ayuntamiento de Xixón, previa a la reclamación judicial que se efectuará posteriormente si el Ayuntamiento no convierte dichos contratos temporales en indefinidos.
Los Contratos por Obra, que son los que hemos firmado los trabajadores y trabajadoras del Plan Inserta, son totalmente ilegales porque tal “obra” no existe. Se utiliza la fuerza laboral de dicho plan para cubrir las actividades y servicios que el Ayuntamiento presta habitualmente en diversos sectores.
El Ayuntamiento de Xixón se aprovecha de una mano de obra barata en condiciones de absoluta precariedad y falta de derechos, gracias al indigno convenio firmado por CCOO y UGT, para cubrir puestos de trabajo que de otra manera tendrían que ajustarse a convenios sectoriales manifiestamente mejores tanto en sueldo como en derechos.
La supuesta finalidad de “inserción” en el mundo laboral es un fraude que no se cumple y que sirve para convertir a los trabajadores y trabajadoras en sujetos que reciben un puesto de trabajo como si fuera una limosna de caridad y que por lo tanto deberían callar la boca y aceptar todo sin rechistar.
Dentro de este esquema, el Comité de Empresa, votado también por trabajadores y trabajadoras de los planes de empleo, actúa como parte de la patronal, manteniendo y dando continuidad a ésta situación de precariedad y esclavismo laboral que los planes de empleo generan.
Año tras año vemos como nada de lo que venden en los planes de empleo existe. La supuesta inserción laboral es un fraude. La mayoría de los trabajadores y trabajadores de estos planes son personas cualificadas profesionalmente. Se utiliza esta excusa para pagar sueldos irrisorios (el salario mínimo interprofesional en los peones de todas las categorías) y condiciones de trabajo sin ningún derecho. Existe también un trato vejatorio y despótico e indigno por parte de los superiores a los trabajadores y trabajadoras, de forma constante, como si fuéramos ovejas de un rebaño y no como personas con derechos.
Gracias al Convenio Colectivo que firmaron CCOO y UGT y que sindicalmente es inaceptable de arriba abajo, a los trabajadores y trabajadoras se nos imponen horarios, jornadas y vacaciones sin ningún tipo de negociación y variando con las necesidades o caprichos que en cada momento tenga el Ayuntamiento.
Creemos que la Administración Pública debe ser la primera que debe dar ejemplo en la creación de empleo estable y de calidad y no seguir la tendencia agudizada exponencialmente por la crisis capitalista, donde los empresarios se aprovechan del gran número de personas en paro para explotar y sacar beneficio a costa de empleo precario, mal pagado y en condiciones de esclavitud.