Concentración informativa sobre les condiciones llaborales y de salú pública y llaboral de les piscines municipales d’Avilés

CSI-AYUNTAMIENTU D’AVILÉS.

La Corriente Sindical d’Izquierda va realizar un actu públicu pa informar a la opinión pública sobre les condiciones llaborales y de salú pública y llaboral de les piscines municipales d’Avilés. Esti actu va tener llugar el próximu vienres 13 de xunu, a les 19:30 h., nel Parche (plaza del Conceyu) d’Avilés.

(La información que vos esponemos equí ye un pocu estensa, pero pidímosvos un pequenu esfuerzu pa entender les condiciones llaborales nes que tienen que faer el so trabayu el trabayadores y trabayadores de les piscines municipales d’Avilés).

En noviembre de 2008, un escape de cloru na piscina de La Madalena provocó la intoxicación de 4 monitores. Les mancadures de dos d’ellos provocaron remortines irreversibles tan graves que dieron llugar a la so xubilación por incapacidá pa siguir trabayando. Otros dos tienen mancadures permanentes, anque nun-yos torguen siguir nel so puestu de trabayu.

Tanto la Inspección de Trabayu, como la Seguridá Social y el Tribunal Supremu de Xusticia dictaron, en distintes sentencies ya informes, la responsabilidá del Conceyu nesti accidente.

D’esta miente, la cantidá de dineru que’l Conceyu tien d’abonar a el trabayadores pola so responsabilidá nesti accidente, xube a unos 360.000 €, de los cualos 160.000 cuerren al cargu de el aseguradores, en conceutu d’indemnización, y unos 200.000, al cargu de les mesmes arques municipales, en conceutu de recargu de prestaciones.

Sicasí, y a pesar d’estes sentencies, los problemes siguieron ensin que naide-yos ponga solución. Dende 2008, les denuncies de el monitores poles males condiciones de salú llaboral nes piscines municipales avilesines, siguen atropándose n’Inspección de Trabayu y el trabayadores siguen careciendo, de forma siguida, intoxicaciones, mancadures respiratories, de piel, etc.

El problema agravar al considerar que los usuarios y usuaries de les piscines, munchos d’ellos neños y neñes de los cursos de natación entamaos polos colexos, comparten el mesmu espaciu que los mesmos trabayadores, polo que tamién se tán dando, frecuentemente, casos de mancadures de piel en neños y adultos usuarios. Y tou ello, hasta’l puntu de que les piscines municipales avilesines yá tuvieron que ser sacupaes en delles ocasiones.

D’esta forma, ye la mesma Salú Pública lo que podría tar en xuegu y lo qu’esixe l’adopción de midíes preventives, de forma inmediata.

El postreru incidente asocedió’l pasáu xueves 8 de mayu, cuando al incorporase a los sos puestos de trabayu, el trabayadores negar a abrir les instalaciones al públicu una y bones la maquinaria de ventilación y aireación taba parada y l’ambiente yera irrespirable.

A pesar d’ello, la Dirección, faciendo casu omiso, ordenó abrir les instalaciones. Tou ello dio llugar a una nueva denuncia ante Inspección de Trabayu, per parte de el trabayadores.

El trabayador y la trabayadora intoxicaos na piscina de La Madalena en 2008, son militantes de la CSI, responsables de la sección sindical d’esti sindicatu na Fundación Deportiva Municipal (FDM) del Conceyu d’Avilés y cerca de 20 años defendiendo los derechos de el trabayadores y trabayadores.

Les sos denuncies sobre les condiciones llaborales, de seguridá y prevención nel trabayu y el so llabor en defensa d’un serviciu públicu saludable y calidable nes piscines municipales, costó-yos sufrir ensame d’episodios de persecución sindical que, a dia de güei, inda siguen.

-En 1996, pídense les cuentes y balance de resultancies de la Fundación Deportiva Municipal y empieza la represión de el monitores y monitores de natación que protagonizaron dicha pidimientu.

-En 1998, 1999 y 20000, diversos enfrentamientos acaben nos tribunales de xusticia con condenes a un mandu de la Fundación Deportiva Municipal por insultos y amenaces a el monitores. La respuesta del Conceyu, llueñe d’adoptar midíes disciplinaries contra’l mandu condergáu, lo que fai ye premia-y, ameyorando les sos condiciones llaborales.

-Tamién en 2000, el AMPA d’un colexu avilesín presentó una reclamación por intoxicación por cloru de dellos neños. El Conceyu calló la denuncia y nun tomó nengún tipu de midida.

-En 2003, el mandu condergáu enantes por inxuries y amenaces, denuncia a unu de el trabayadores, militante de la CSI, por robu. El trabayador ye deteníu y sacáu del centru de trabayu esposado pola policía. A otru día, el mandu retira la denuncia, reconociendo que “foi un erru”. El Conceyu sigue ensin faer nada y el mandu sigue nel so puestu ensin nengún tipu de amonestación y disponiendo de el trabayadores y el trabayu al so caprichu.

-En 2007, el Conceyu saca a concursu les places de el monitores y monitores que se caracterizaren pol so defensa de los derechos llaborales, nun intentu de sustituyilos por otros trabayadores menos rabeliscos. Pero’l concursu tien que ser retiráu porque el trabayadores son fixos de plantiya. Los responsables políticos del Conceyu volvieron dar la callada por respuesta.

-Dende 2008 hasta güei produciéronse escapes de cloru, quexes y denuncies por condiciones insalubres, tóxiques y peligroses pa trabayadores y usuarios de les piscines, desallugos de les instalaciones deportives por condiciones ambientales inaceptables y tou tipu de situaciones qu’alloñen a les piscines municipales d’Avilés de lo que tien de ser un centru de trabayu normalizáu y un serviciu públicu calidable.

-Ante la última denuncia de los trabayadores ante Inspección de Trabayu, por condiciones ambientales irrespirables, en mayu de 2014, a la dirección de la Fundación Deportiva Municipal nun se-y asocedió otra cosa que suprimir un día de descansu añal de el monitores municipales y poner en marcha una fiscalización inquisitorial sobre’l llabor de dichos monitores, que, enforma tarrecemos, va ser l’antoxana de nuevos espediente sancionadores.

-En resume: persecución pa el trabayadores ya impunidá absoluta pa los presuntos responsables de los problemes de salú de el trabayadores nes piscines d’Avilés. La Dirección adopta una actitú totalmente pasiva y ayena a los problemes que se denuncien.

Por tou ello, el monitores municipales DESIXEN:

-El fin de la impunidá y sanciones a los responsables.
-Protocolos d’actuación en casos d’emerxencia.
-Siguimientu y controles médicos periódicos y cola frecuencia necesaria, del estáu de salú de el trabayadores.
-Establecimientu d’un horariu llaboral que compaxine los tiempos de trabayu y aireación, pa evitar el deterioru de la salú.
-Midíes pa la prevención y el cuidu de la salú de los usuarios.
-Atención y curiaos pa un serviciu públicu saludable y calidable.