Una primera victoria de los trabajadores de Armón: la empresa acepta todas las medidas exigidas por los trabajadores en materia de prevención y seguridad

Los trabajadores de Armón han conseguido una primera victoria al aceptar la empresa todas sus exigencias en materia de prevención y seguridad laboral.

Reuniones, movilizaciones, asambleas, emociones… Todas estas cosas pasaron en muy pocos días y nos dejaron algunas reflexiones por hacer.

Es mentira que todos tengamos los mismos derechos cuando nacemos. Sólo los ricos nacen con derechos. Los obreros y obreras no nacemos con derechos, tenemos que ganarlos con nuestra lucha. Y después, tenemos que mantenerlos, porque si no, nos los arrebatan.

Nos están robando todo lo que la clase obrera consiguió durante años de lucha. Aunque parezca mentira, tenemos que volver a pelear por el derecho más básico de un trabajador o trabajadora: regresar a su casa después de su jornada laboral.

Será imposible olvidar a nuestros dos compañeros fallecidos. Tampoco queremos hacerlo. Y el mejor homenaje que podemos hacerles es continuar la lucha para que nunca más se pierda una vida en el trabajo.

La unidad y la lucha de todos los trabajadores de Armón ha conseguido un avance importantísimo, pero no debemos olvidar que aquí nadie puede irse de rositas. El daño está hecho y quienes lo causaron deben responder por ello ante los tribunales de justicia.

(Fotografía de las medidas de seguridad y prevención que la empresa tendrá que aplicar).