La CSI rechaza tajantemente la sentencia de la audiencia nacional que avala el segundo ERE de Liberbank y estudia un recurso ante el tribunal supremo

CSI-CAXASTUR (LIBERBANK).

La Corriente Sindical d’Izquierda, sindicato mayoritario en Cajastur, manifiesta su rechazo tajante y absoluto a la sentencia de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional que avala los recortes salariales (entre el 18% y el 30%, más la pérdida de beneficios sociales) en base a una supuesta necesidad ineludible de estos recortes para garantizar el futuro de la entidad.

Para la CSI, tanto el plan que la dirección de Liberbank presentó a las autoridades europeas, con previsión de beneficios de centenares de millones de euros para los cuatro años de duración del ERE, como los beneficios publicados en los últimos tiempos por la propia entidad desmienten tajantemente el razonamiento de la Audiencia sobre la situación económica de Liberbank y ponen de manifiesto que, lejos de contrastar las cifras presentadas por la dirección con la documentación y los estudios económicos presentados por los sindicatos recurrentes, los jueces que componen el tribunal se han limitado a dar por buena la doble contabilidad de la dirección de Liberbank, que presenta pérdidas o beneficios en función de sus particulares intereses.

Por otro lado, el mismo tribunal no ha examinado, a pesar de lo solicitado por los sindicatos recurrentes, la contabilidad de una maraña de decenas de empresas instrumentales (entre ellas, Beyos y Ponga, que se utilizó para la recompra de La Talá, operación que está siendo investigada por la policía a raíz de una denuncia de la CSI por posible delito societario) que se utilizan para ocultar o aflorar pérdidas y beneficios a conveniencia de la dirección de Liberbank.

Por último, la CSI considera que con esta injusta sentencia, la Audiencia Nacional está mandando un mensaje a la Banca y a la Gran Patronal (únicas empresas que pueden permitirse estos artificios contables) para que, aprovechando la genocida reforma laboral y manipulando descaradamente la contabilidad de sus empresas, impongan a los trabajadores y trabajadoras este tipo de salvajes recortes salariales injustificados e injustificables, toda vez que se van a dar por buenos en los tribunales sin ningún tipo de análisis riguroso.

La CSI está estudiando las posibilidades de recurso legal ante el Tribunal Supremo contra esta sentencia.