Concentración contra la privatización del Servicio de Primera Acogida

CSI-ALMINISTRACIÓN

La CSI se opone a la privatización del servicio de la UPA (Unidad de Primera Acogida).

La Consejería de Bienestar Social continúa privatizando servicios y convoca la licitación del servicio de primera acogida para los menores tutelados por la Administración en el Fundoma, mientras el Centro Materno Infantil está por debajo de su capacidad.

Los servicios públicos garantizan una atención de calidad a los usuarios y un respeto a los derechos y condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras. En el caso que nos ocupa lo que está en cuestión es la protección y defensa de una vida mejor para los menores que viven tutelados por la administración.

Esta atención debe seguir siendo pública, en la titularidad y también en la gestión; es por eso que nos oponemos a que la Unidad de Primera Acogida pase a entidades privadas y defendemos que el Centro Materno Infantil, centro de referencia en la atención a menores, no se deje languidecer y morir por la Consejería de Bienestar Social, como está ocurriendo ahora.

Sólo dos ejemplos ilustrativos de lo que sucede en el Materno: en la actualidad sólo hay 27 plazas de menores ocupadas (24 en la unidad del menor y 3 en la Upa), y las vacantes en la plantilla de trabajadores hace tiempo que no se cubren (2 auxiliares-educador, 1 técnico, 1 educador, 1 ayudante de cocina…). Y mientras, con una falta absoluta de ética, la Consejería se permite licitar el servicio de la UPA con empresas ajenas, que nunca podrán garantizar una atención digna a una población tan vulnerable como los menores tutelados.

¡POR UNOS SERVICIOS SOCIALES PUBLICOS Y DE CALIDAD!