Manifestación: La CSI se opone al desalojo de la Madreña en Oviedo

La Corriente Sindical d’Izquierda quiere hacer pública su oposición al desalojo del Centro Social La Madreña, ordenado por la Audiencia Provincial, atendiendo al recurso presentado por la empresa SEDES, propietaria legal del inmueble.

La empresa SEDES, empresa con importante participación pública, que hoy está prácticamente en situación de quiebra debido a una nefasta gestión de sus responsables, es la propietaria del solar y del edificio en el que, desde hace años, viene funcionando el CSOA La Madreña.

Este edificio, antigua Consejería de Salud, pasó de manos públicas a privadas en el marco de una operación de especulación inmobiliaria con la Sociedad Jovellanos XXI y en él se pretendía en su momento construir viviendas de lujo, proyecto paralizado por la crisis inmobiliaria que había supuesto una degradación del local y el solar durante los años en que estuvo parado. Un claro ejemplo de como la privatización de lo público acaba sirviendo para llenar los bolsillos de empresarios privados.

Actualmente, los trabajadores y trabajadoras despedidas de SEDES mantienen un encierro en sus antiguas oficinas y continúan un proceso de lucha por la recuperación de sus puestos de trabajo y sus derechos laborales.

Despidos y pelotazos urbanísticos es lo único que se esconde detrás de este desalojo.

En contraposición a ello, La Madreña ha convertido ese edificio público en estos años en un referente cultural, social y solidario y sus iniciativas han repercutido totalmente en la sociedad, en la ciudad, en el barrio y todo ello a coste cero para el ciudadano.

Y en un momento en el que el sistema social y político propaga el individualismo como bandera, espacios de solidaridad como el que representa La Madreña, debe de continuar existiendo.