Otro fracaso del sindicalismo del régimen. Sobreseída la denuncia de CCOO contra trabajadores de Cajastur por protestar contra el ERE fraudulento

CSI-CAXASTUR (LIBERBANK)

Los días 17 y 18 de julio del año pasado, decenas de trabajadores de Cajastur nos concentramos delante de las sedes de CCOO y UGT en Uviéu/Oviedo, para protestar por su firma de un ERE fraudulento en Liberbank y por su complicidad absoluta en los planes de Manuel Menéndez (el Banquero de la PSOE) para financiar su banco privado mediante un brutal plan de ajuste que contemplaba recortes salariales de hasta un 60% a cambio de nada.

Este ERE fue declarado nulo en noviembre por la Audiencia Nacional, que condenó a Liberbank, CCOO y UGT por violación del derecho a la Libertad Sindical.

Días después, un directivo de CCOO presentaba una denuncia en la comisaría de policía de Uviéu/Oviedo indicando que en el transcurso de ellas se habían realizado pintadas en la pared del edificio (pagado con nuestros impuestos) donde comparten despachos, al igual que comparten tantas y tantas cosas, CCOO y FADE (la patronal asturiana). Según el testimonio de dicho liberado sindical sin trabajo conocido, las pintadas decían cosas como “judas”, “corruptos”, “vendidos”, “sindicato vertical” (absolutamente ciertas todas ellas, obviamente)

Para más abundamiento, el delator señalaba a un representante de los trabajadores de la CSI de Cajastur como uno de los autores materiales de dichas pintadas, acusación absolutamente falsa, como pueden atestiguar las decenas de trabajadores que participaron en dicha movilización.

Días después, el mismo personaje presentaba una grotesca factura de limpieza de las pintadas por importe de 900 euros, con lo que, además de conseguir que los hechos denunciados tuvieran la consideración de delito (al superar los 400 euros de importe), intentaba darle un empujoncito a las maltrechas arcas del sindicato, donde hace falta mucho dinero para seguir manteniendo el chiringuito y a los chiringuiteros.

A raíz de esta denuncia, el juzgado de instrucción número 4 de Uviéu/Oviedo llamó a declarar a dos trabajadores de Cajastur. En base a esas declaraciones y un extenso informe policial digno de mejor causa, dicho juzgado ha dictado un auto de sobreseimiento de las actuaciones dado que “no aparece debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa”.

Resumiendo: la denuncia de CCOO contra trabajadores de Cajastur por protestar contra el ERE fraudulento y contra su traición, a la basura.

El mismo lugar donde debería acabar este modelo sindical corrupto y traidor que se ocupa de perseguir a quienes defienden los derechos de los trabajadores mientras se financia a base de firmar EREs y despidos.

Por nuestra parte, con nuestras modestas capacidades, en ello estamos.