Solidaridad de la CSI con los sindicalistas ucranianos

La Corriente Sindical d’Izquierda quiere hacer pública su solidaridad con los sindicalistas y civiles ucranianos que fueron asesinados por grupos nazis, en la ciudad de Odessa.

Estos asesinatos constituyen un auténtico genocidio consentido por el Gobierno golpista de Kiev, que continúa alentando y practicando una represión criminal contra todas aquellas personas que se oponen a sus dictados.

Europa no puede seguir siendo cómplice de que esta barbarie sea el modelo de democracia que se instale en Ucrania. Para la CSI, combatir al fascismo es una prioridad de la clase obrera, ya sea en Ucrania, en Asturies o en cualquier lugar de mundo.

Por ello, desde la CSI exigimos a los gobiernos europeos una intervención diplomática, política y económica inmediata en Ucrania, para frenar las masacres que los grupos nazis, al servicio del Gobierno ultraderechista, están realizando en dicho país y se garantice la integridad y la seguridad del pueblo ucraniano.