La sección sindical de la CSI en la manconunidad comarca de Avilés denuncia a la alcaldesa de Castrillón ante la inspección de trabajo

La Sección sindical de la CSI en la Mancomunidad Comarca de Avilés, ha procedido a cursar denuncia por acoso laboral, ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a Ángela Vallina Noval, Alcaldesa de Castrillón, como consecuencia de su actuación ante el Responsable Sindical de CSI.

El origen de este conflicto está en los proyectos de urbanización de la zona de las dunas de El Espartal, en Castrillón. El trabajador, Técnico Ambiental de la Mancomunidad, realizó, por encargo del Ayuntamiento de Castrillón un informe cuyas conclusiones desaconsejaban la urbanización de la zona.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Castrillón, llegó a un principio de acuerdo con los promotores sin consultar en ningún momento con el Técnico Ambiental que ya en su día propuso la necesidad de ampliar la zona de protección ambiental

Para evitar un nuevo informe negativo sobre la urbanización en El Espartal, la Mancomunidad alega una pretendida merma de labor para reducir la jornada y la retribución del citado Técnico Ambiental, con los exclusivos votos de Ángela Vallina y Alberto Tirador, con el fin de minar y desacreditar cualquier posible oposición a esa pretensión de urbanización.

Esta reducción de jornada y sueldo fue denunciada por la CSI y el Juzgado de lo Social de Avilés le daba la razón, determinando injustificada esta decisión.

Sin embargo, ahora, probablemente para intentar influir en otros contenciosos sin resolver o como represalia, la Alcaldesa de Castrillón, desde hace más de seis meses, no encomienda labor al citado trabajador e, incluso, no permite el desarrollo de los asuntos en marcha.

Todo ello supone un comportamiento denunciable por atentar contra derechos laborales básicos y resulta inaceptable en una Alcaldía y, en especial, en una alcaldesa de Izquierda Unida.

Para la CSI, los hechos denunciados suponen una vulneración del más elemental derecho del trabajador a la dignidad y a la integridad moral y profesional. Esta situación está ocasionando un importante perjuicio al demandante, que se ve privado, por causa imputable al comportamiento de la empresa, del derecho a la ocupación efectiva y en una situación de total incertidumbre ante su futuro laboral.

(Fotografía de Ángela Vallina, de IU, alcaldesa de Castrillón).