Hay otra forma de hacer sindicalismo. ¡Victoria histórica de la asamblea de trabajadores y trabajadoras de Tenneco-Xixón (Asturies)!

ÚLTIMA HORA-CABERA HORA-ÚLTIMA HORA-CABERA HORA

La Asamblea de Trabajadores y Trabajadoras de Tenneco acaba de conseguir una victoria histórica para el movimiento obrero asturiano, al obtener una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturies por la que se declara nulo el despido colectivo de la plantilla de Tenneco y se condena a la empresa a la readmisión de todos los trabajadores y trabajadoras en su puesto de trabajo, con el pago de todos los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido.

La sentencia es inapelable y obliga a la empresa a mantener abierta la planta de Xixón y reincorporar, sí o sí, a la totalidad de los trabajadores y trabajadoras a su puesto de trabajo.

La unidad de la Asamblea, por encima de siglas sindicales, la negativa de todos y cada uno de los trabajadores y trabajadoras a vender su puesto de trabajo, la actitud de entender la Asamblea como único órgano de decisión, la movilización continuada durante todos estos meses de lucha y el apoyo del pueblo asturiano a sus reivindicaciones, han llevado a los trabajadores y trabajadoras de Tenneco a obtener una victoria que, sin duda, tendrá una importancia decisiva para el resto de las empresas asturianas en conflicto laboral.

El frente de unidad obrera creado en Asturies y formado por los trabajadores y trabajadoras de un buen número de empresas, tiene ahora el camino abierto para llevar adelante una nueva forma de hacer sindicalismo que, no sólo mantiene la honradez exigida a la lucha obrera, sino que se demuestra como la más eficaz.

En palabras de uno de los portavoces de los trabajadores y tabajadoras de Tenneco: “la cosa no es tan difícil: la Asamblea discute, decide y moviliza, los portavoces negocian al dictado de la Asamblea, los sindicatos apoyan las decisiones de la Asamblea y el pueblo acoge y amplifica esta lucha. Por este camino, la lucha obrera es imparable. La unidad de la Asamblea y la negativa a vender los puestos de trabajo, fueron las herramientas decisivas de esta victoria para clase obrera asturiana”.