La CSI denuncia ante fiscalía la prejubilicación fraudulenta del exdirector de Cajastur, Felipe Fenández

La Corriente Sindical d’Izquierda de Cajastur ha presentado, con fecha 19 de diciembre, una denuncia ante la Fiscalía de Asturies por la prejubilación de Felipe Fernández Fernández, Exdirector General de Cajastur, por considerar que se realizó de forma fraudulenta, al no cumplir uno de los requisitos estipulados en el acuerdo que regulaba estas prejubilaciones, ya que el referido directivo no acreditaba diez años de antigüedad en Cajastur/Liberbank.

Felipe Fernández fue contratado como director general de Cajastur en enero de 2004 y se prejubiló en enero de 2013, por lo que no acredita estos diez años de antigüedad que se estipulan como obligatorios para acceder a la prejubilación en el acuerdo firmado en enero de 2011 entre la dirección de Liberbank y la mayoría sindical, que recoge las condiciones de prejubilación, una de las cuales es tener diez años de antigüedad en el momento de producirse la prejubilación.

Para mayor escándalo, tanto Felipe Fernández como otros dos ejecutivos de Liberbank que se prejubilan a la vez que él, ocupan puestos en el Consejo de Administración de Liberbank por los que perciben 2.500 euros como prima de asistencia a cada reunión de este órgano. Esta situación ya ha sido denunciada ante la Fiscalía de Cantabria.

Como pago de sus prejubilaciones, estos tres exdirectivos han percibido una remuneración total de 1.280.000 euros, que, en las cuentas de Liberbank, no se desglosa por cada uno de ellos. Según nuestros cálculos, Felipe Fernández podría haberse llevado 600.000 euros como indemnización por su prejubilación.

Para la CSI resulta escandaloso que uno de los responsables de la nefasta gestión que ha llevado al actual proceso de liquidación/privatización de Cajastur y a Liberbank a su situación actual (declarando más de 1.800 millones de pérdidas el año pasado, estafando a los clientes de las subordinadas y las preferentes, implantando un brutal y fraudulento ajuste laboral que ha sido tumbado por la Audiencia Nacional, etc.), se lleve una abultada e inmerecida indemnización, se blinde en el Consejo de Administración de Liberbank cobrando unas dietas inmorales y se escape (de momento, esperamos) de responder por sus responsabilidades derivadas de la nefasta gestión de lo que era la Caja de todos los asturianos y asturianas y ahora es el banco privado del Banquero del PSOE, Manuel Menéndez, y de sus cómplices.

(En la fotografía, en primer plano, Felipe Fernández).