Huelga en el matadero central

Tras el acto de mediación celebrado ayer en el SASEC, no se alcanzo ningún tipo de acuerdo para desconvocar la huelga del próximo lunes 30 de diciembre, al enrocarse la empresa en sus posturas y no garantizar el pago de los salarios pendientes.

La empresa no reconoce la deuda de las pagas extras de 2013 y pretende amortizarlas con una supuesta deuda de los trabajadores con la empresa desde enero de 2013, en virtud de un Acuerdo firmado en enero de 2012, que recogía unas reducciones del 15% y otras de un 35% susceptibles de ser recuperadas con un sistema de incentivos que no se puso en marcha y que, ahora, se pretende obviar.

La propia empresa reconoce, en la memoria de 2012, que no se realizó la reducción salarial al no suponer un ahorro significativo y constituir una motivación para los trabajadores.

Dicho Acuerdo también recogía una actualización salarial a salarios de 2013, al haber beneficios en el año 2012, que no se quiere realizar (actualmente estamos con las tablas de 2010).

Los trabajadores entendemos que el Acuerdo es un todo, en si mismo, del que no se puede coger solo partes a la carta. Sin oponernos a la aplicación de dicho Acuerdo a partir de enero de 2014, rechazamos su retroactividad al tener dudas sobre su legalidad.