Nunca te olvidaremos Javier

El pasado domingo 10 de noviembre, los trabajadores y trabajadoras de Tenneco realizaban una marcha ciclista hasta Cuadonga, con el objetivo de seguir consiguiendo apoyos por toda Asturies, para evitar el cierre de la empresa.

Javier era un trabajador que no se conformaba con tener su vida “arreglada”; Javier creía en el derecho de todas las personas a una vida digna. Por eso, apoyó a los trabajadores y trabajadoras de Tenneco cuando se enteró de que 230 familias podían quedarse tiradas en la calle.

Su participación en esta marcha ciclista era una forma de expresar su apoyo y compañerismo, pero su corazón, ése en el que tanta solidaridad cabía, le jugó una mala pasada.

Nuestro mejor homenaje no puede ser otro que continuar esta lucha, con la misma valentía y la misma entrega que tú nos demostraste. Hasta siempre, Javier.

CSI-Tenneco